Público
Público

La policía británica busca respuestas tras el tiroteo mortal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía británica, aún conmocionada, trataba de averiguar el jueves por qué un tranquilo taxista disparó y mató a doce personas en el apacible distrito de los Grandes Lagos, mientras Reino Unido debatía cómo evitar que se repita un hecho semejante, el peor desde hace años.

La matanza indiscriminada de Derrick Bird el miércoles en ciudades, pueblos y bonitos paisajes rurales en uno de los lugares más turísticos de Reino Unido conmocionó a los habitantes de la zona y a todo el país, y ha dejado a las autoridades en busca de respuestas.

El hombre de 52 años, que después fue hallado muerto en el remoto valle de Eskdale tras suicidarse aparentemente, parecía conocer a algunas de sus víctimas mientras que otras parecen ser extraños, muertos por disparos al azar durante tres horas de matanza.

Once personas más resultaron heridas y siete de ellas están ingresadas en hospitales.

La policía de Cumbria dijo que más de 100 detectives estaban recomponiendo el rastro de Bird con las pruebas esparcidas en 30 escenas del crimen.

"Comprensiblemente es un proceso lento y difícil y deberíamos pedir a la opinión pública y a los medios de comunicación que sean pacientes mientras llevamos a cabo nuestras investigaciones para confirmar los hechos acerca de este trágico incidente", dijo la policía en un comunicado.

¿QUÉ PROVOCÓ LA MASACRE?

Los agentes están tratando de averiguar qué provocó que el taxista, descrito por sus amigos y compañeros como agradable, tranquilo y normal, se convirtiera en un asesino.

Compañeros taxistas en la ciudad costera de Whitehaven donde trabajaba Bird dijeron a Reuters que había estado implicado en una disputa con otros taxistas la pasada noche.

Los periódicos informaron que tras la pelea se despidió diciendo: "Mañana va a haber una matanza". Al menos uno de los muertos era un taxista.

También hay informaciones no confirmadas sobre una disputa familiar que pudo haberle llevado a cruzar el límite.

El abogado Kevin Commons fue una de las víctimas y según los medios el hermano gemelo de Bird también falleció.

"Hay muchas especulaciones, rumores e insinuaciones sobre lo sucedido la noche anterior", declaró Stuart Hyde, subdirector de la policía de Cumbria a BBC TV.

La matanza fue el peor tiroteo múltiple en Reino Unido en 14 años, desde que Thomas Hamilton entró en una escuela en Dunblane, Escocia y mató a 15 niños y su profesora.

Tras ese suceso, se cambió la ley para prohibir que los civiles poseyeran pistolas y otras armas requieren un certificado policial para tratar de prevenir que se repitiera la historia.

La policía dijo que Bird, que utilizó una escopeta y un rifle del calibre 22 con mira telescópica, tenía licencia de armas desde hace 20 años.