Publicado: 06.02.2014 22:03 |Actualizado: 06.02.2014 22:03

La Policía desaloja un encierro de afectados por la hipoteca en un banco de Getafe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía ha desalojado la tarde de este jueves a más de una veintena de personas que permanecían encerradas en una sucursal bancaria de KutxaBank en la localidad madrileña de Getafe para exigir la condonación de la deuda de un afectado por la hipoteca.

Según han confirmado a Público varios testigos que permanecían en el interior del banco o otros que estaban concentrados en la puerta de la sucursal, alrededor de las 21:30 horas un amplio despliegue policial de entre ocho y diez furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP antidisturbios) ha llegado hasta el lugar de la protesta y se ha llevado a comisaría a los 22 activistas, que comenzaron el encierro a las 17.00 horas.

No está claro si los arrestados están detenidos o han sido llevados a comisaría para ser identificados. "No ha habido cargas ni disturbios porque esta era una protesta pacífica", ha señalado uno de los concentrados a las puertas de la entidad, unos 50 en total.

Con el encierro, tanto el afectado como los activistas por el derecho a la vivienda pretendían negociar la condonación de la deuda de Ángel, que tras quedarse en paro dejó de pagar su hipoteca hace cinco años. El banco le desahució entonces, aunque le concedió un régimen de alquiler social, pero seguía exigiéndole el dinero del préstamo. Según han explicado los activistas, Ángel firmó una hipoteca por 217.000 euros que en la actualidad asciende a 253.000 euros pese a haber entregado la casa al banco.

El director de la oficina no ha querido negociar con el afectado y ha abandonado la sucursal antes del desalojo policial. Según explican, Ángel, en paro y sin ningún tipo de ingresos no podrá acceder a ninguna otra vivienda, si siquiera en régimen de alquiler social al haber quedado incluido en una lista de morosos.

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid y la Asamblea de Vivienda denuncian que en Getafe hay muchas otras familias en la misma situación que ángel.