Público
Público

La Policía desaloja a los manifestantes de un centro médico de Zaragoza

Una veintena de personas intentaba evitar que se llevaran un mamógrafo del CME Pablo Remacha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Contra el desmantelamiento de los servicios públicos en los barrios. Ese era el motivo de la protesta de parte de la marea blanca de Zaragoza, que hoy se ha encerrado momentáneamente en un centro de especialidades de la ciudad para evitar que se llevaran un mamógrafo. 

La Consejería de Sanidad de Aragón ha ordenado el traslado de dicha máquina desde el Centro Médico de Especialidades (CME) Pablo Remacha hacia el Hospital Universitario Miguel Servet, según informa el diario Heraldo. Tanto los usuarios como los trabajadores del centro llevan toda la semana luchando para evitar 'que los más débiles paguen la crisis que han provocado otros', relata una manifestante al citado medio.

La marea blanca considera que el traslado del mamógrafo es un síntoma más del desmantelamiento de la sanidad pública, especialmente la de los barrios, la más cercana a la gente, que se suma, dicen, a la supresión de consultas en los centros de especialidades de la ciudad. 

Su protesta ha culminado esta mañana con el intento de decenas de personas por impedir que se llevaran el mamógrafo del CME Pablo Remacha, situado en el barrio San José de Zaragoza . Numerosas personas apoyaron también sus reclamaciones desde la red social Twitter bajo el hashtag #RemachaNoSeCierra. Pero tras unas horas de tensión en el centro de salud, la Policía ha desalojado a los manifestantes y ha abierto paso a los operarios de la empresa privada contratada por el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi para llevarse la maquinaria.