Público
Público

La policía desaloja a los profesores encerrados en la catedral de La Almudena

Protesta contra la nueva regulación  que pretende aprobar la Consejería de Educación y que supondría el despido de miles de docentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Efectivos de la Policía Nacional han desalojado, sin incidentes, a la treintena de profesores interinos que permanecían encerrados desde mediodía en la madrileña catedral de La Almudena en protesta por el cambio de baremos en las listas de interinos que pretende la Consejería de Educación de Madrid. Según una portavoz de los encerrados, los agentes policiales han instado a los encerrados a abandonar el templo y éstos no han ofrecido resistencia, ya que su protesta, han subrayado, es 'pacífica'.

Momentos antes de entrar en el templo, varias decenas de agentes han disuelto pacíficamente una concentración de otro medio centenar de profesores que se manifestaban en el exterior, en apoyo de los encerrados, con gritos a favor de la escuela pública. A continuación, han entrado en la catedral y han comenzado a tomar los datos de identificación de los profesores. 'Nos han comunicado que tenían orden de desalojarnos, entiendo que porque ha habido una denuncia (...), primero voluntariamente, y si no, nos sacarían por la fuerza', ha explicado el profesor de Psicopedagogía de secundaria Héctor Adsuar.

Ha añadido que los docentes han salido ordenadamente y han sido identificados por los policías. Durante el desalojo, otro grupo de docentes y simpatizantes se concentraba en la acera de enfrente al grito de '¡Vergüenza!', 'Somos profesores, no terroristas', 'Más educación, menos represión' o 'A quien tenéis que detener es a Bárcenas y a los corruptos'. Adsuar ha enfatizado el carácter 'pacífico' de la protesta y ha considerado 'excesivo' el despliegue de 13 furgones policiales, estacionados en la calle de Bailén.

Silvia, otra profesora interina de secundaria, ha explicado que los responsables de la catedral la han cerrado a las 14:00 horas -el horario habitual de apertura es de 9:00 a 20:30 horas- después de pedir a los profesores que salieran, pero que han decido permanecer dentro. Después del desalojo, la catedral se mantenía cerrada al público, con cinco furgones desplegados junto a la verja de entrada.

Los profesores llegaron a la catedral poco después de las doce del mediodía. Los interinos, que llevaban  la camiseta verde  símbolo de la movilización en favor de la educación pública, se colocaron  en algunos de los bancos de la entrada del templo. Su intención era permanecer durante casi todo el fin de semana, hasta la tarde del domingo.

Los profesores subrayaron que se trataba de una acción 'pacífica y respetuosa', sin interrumpir la liturgia que se celebraba en la catedral. Este encierro enlaza con el que protagonizaron representantes de CCOO y UGT esta semana, que lo hicieron durante cuatro días en la sede de Recursos Humanos de la Consejería de Educación y que acabó este viernes con el desalojo por orden del juez. Si la Consejería de Educación mantiene sus planes, el encierro podría repetirse en próximas fechas en la catedral o en otro lugar, han indicado los profesores.

Los concentrados señalan que se pretende 'echar atrás una medida que supondría el despido y expulsión de la educación pública de una gran cantidad de profesionales'. Han llamado a la ciudadanía a apoyar a los encerrados desde el exterior y a participar en las concentraciones en la puerta de la Catedral a las 14 horas y las 18 horas.

Tras esta actuación policial,  que se ha producido en torno a las 18.30 horas, las personas que han sido desalojadas de la Catedral se han sumado a los manifestantes que se encontraban en el exterior. Unas 300 personas se han sumado a esa concentración, y han celebrado una asamblea para decidir qué otras actuaciones realizar.  Los profesores interinos han descartado la posibilidad de llevar a cabo más acciones para este sábado: no obstante, según la coordinadora de interinos de FETE-UGT, Emilia Sánchez, van a 'continuar con las movilizaciones'.