Público
Público

La Policía francesa registra el piso donde se escondían Iturbide y San Sebastián

Eran los únicos presuntos miembros del "comando Elurra", responsable del atentado en la T-4 que acabó con la tregua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía francesa reanudó hoy el registro de la casa de San Juan de Luz (País Vasco francés) donde arrestó anoche a dos presuntos miembros del comando que atentó en el aeropuerto de Madrid en diciembre de 2006, así como a la pareja que les daba cobijo, según fuentes próximas a la investigación. Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián eran, hasta su arresto anoche, los únicos presuntos miembros del 'comando Elurra', responsable del atentado, que quedaban en libertad después de que el pasado 6 de enero la Guardia Civil arrestara en Mondragón (Guipúzcoa) a sus compañeros Igor Portu y Martin Sarasola.

Iturbide y San Sebastián pasaron la noche bajo arresto en la comisaría de la localidad vascofrancesa de Bayona, junto al supuesto veterano miembro de ETA José Antonio Martínez Mur y su pareja, María Bengoetxea, que les habían dado cobijo en su casa de un barrio residencial de San Juan de Luz, señalaron las fuentes.

Para asistir al registro, los cuatro, esposados y tapándose el rostro con su vestimenta, fueron llevados esta mañana a la vivienda, acordonada por la policía.

El arresto, que asesta un nuevo golpe a ETA, tuvo lugar gracias a datos facilitados por los servicios de información de la policía francesa (RG), que trabajan mano en mano con la Guardia Civil, según los cuales Iturbide podía esconderse en la vivienda.

Pocos días cobijados en ese piso

Efectivos del RAID, cuerpo de elite de intervención de la policía francesa, entraron en la casa en torno a las 21.00 hora local y neutralizaron a sus ocupantes. Según las fuentes, los presuntos etarras no portaban armas, ni documentación falsa en ese momento, pero habrá que ver qué descubre la policía en el registro.

Los expertos de la policía científica peinarán la vivienda también en busca de elementos genéticos para determinar qué otros miembros de ETA pudieron transitar por ella. Los investigadores creen que Iturbide y San Sebastián llevaban pocos días cobijados en esta vivienda 'legal'.

Martínez Mur, de 51 años, al que se le relacionaba con ETA ya en los años 80, volvió a Francia hace unos años, tras residir mucho tiempo en México, donde nació su hijo, de 15 años, quien estaba presente en la casa anoche en el momento de la redada policil. Según las fuentes, los RG franceses y la Guardia Civil española tenían la mirada puesta en Martínez Mur desde hace tiempo.

La policía judicial gala no tiene constancia de las sospechas de que estuviera relacionado con el aparato de finanzas de ETA.

Las fuentes tampoco pudieron confirmar informaciones periodísticas de que los servicios policiales de información pensaron que el máximo jefe militar de ETA, Garikoitz Azpiazu, 'Txeroki', podía encontrarse en la vivienda.

La Fiscalía antiterrorista de París ha encargado la investigación a la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y al servicio regional de la policía judicial de Burdeos (suroeste).