Público
Público

La Policía frustra el escrache de la PAH al presidente del Congreso de los Diputados

Un doble cordón policial ha dejado cerca de 150 activistas antidesahucio encajonados en las calles aledañas a la casa de Jesús Posada. Tras media hora retenidos, decidieron dar por concluído el intento de señala

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un amplio dispositivo policial ha impedido el escrache que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) había preparado este viernes al presidente del Congreso, Jesús Posada, en una nueva acción de señalamiento público enmarcada en la camnpaña de la PAH para defender la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago.

 

Los activistas habían convocado la concentración en la estación de metro de la calle Serrano, donde había acudido más de un  centenar de personas. El grupo, vigilado por decenas de agentes de la Policía nacional y municipal con hasta ocho furgones, comenzó a avanzar de forma pacífica hacia el domicilio de Posada por la calle Goya, pero sin revelar el objetivo del escrache.

A los pocos minutos, un cordón policial les cortó el paso a la altura del número 27 la calle Lagasca. Mientras, otra decena de agentes desplegó un segundo cordón por la parte posterior del grupo, impidiéndoles retroceder y dejándolos sin posibilidad de moverse durante unos minutos. En este tiempo se han producido varias identificaciones tanto a manifestantes como periodistas.

Ante la imposibilidad de continuar con el escrache, un miembro de la PAH comunicó, megáfono en mano, que la convocatoria tenía la intención de dirigirse al domicilio del presidente del Congreso.

Ivan García, miembro de la Plataforma, ha declarado a Público que la acción estaba formada por dos grupos: uno que salía desde la calle Serrano y otro, más reducido, que había tratado de llegar hasta la casa de Posada, quien según fuentes cercanas al presidente del Congreso citadas por Europa Press, no se encontraba en casa.

Las mismas fuentes han confirmado a Público que el presidente del Congreso no ha variado su postura respecto a los escraches, a los que calificó de 'antidemocráticos'. 'Hemos llegado hasta allí pero había una gran presencia  policial. Hemos intentado poner las pegatinas verdes y rojas en la entrada pero ha sido imposible', ha apuntado el activista.

Tras media hora retenidos, la Policía ha abierto uno de los cordones y el grupo se ha dirigido de nuevo a la parada de metro inicial. En ese trayecto, se produjeron más identificaciones cuando uno de los activistas colocó una pegatina con el lema 'sí se puede' en uno de los furgones policiales. Un grupo de fotógrafos se colocó detrás del furgón, llamando la atención de los activistas y de los agentes, que procedieron a identificar a dos fotógrafos.

Una vez finalizado el episodio, los miembros de la PAH se fueron disolviendo lentamente donde había comenzado la convocatoria.

Varias pegatinas de la PAH en un furgón policial durante el escrache a Posada. -JAIRO VARGAS