Público
Público

La Policía halla un tercer cadáver en mansión incendiada causas misteriosas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha hallado un tercer cadáver en una mansión en Maesbrook, noroeste de Inglaterra, incendiada en circunstancias misteriosas y donde los agentes encontraron hace tres días otros dos, uno de ellos el de la esposa del millonario dueño del inmueble.

La Policía informó hoy de que el cadáver fue encontrado en el interior de la casa, ubicada en el condado de Shropshire (noroeste inglés), en un caso que ha conmocionado al Reino Unido.

En los últimos días, los forenses hallaron en la mansión los cuerpos sin vida de dos personas, una de ellas Jill Foster, de 49 años, que fue tiroteada en la cabeza, antes de que se declarase el incendio en la madrugada del pasado 25 de agosto.

Pero la Policía no ha revelado aún la identidad de la otra, aunque los medios no descartan que se trate del acaudalado Christopher Foster, de 50 años.

El tercer cadáver, según los medios británicos, puede ser el de la hija del matrimonio, Kirstie, de 15 años.

Las fuerzas del orden de West Mercia (noroeste inglés) creen que el incendio fue provocado y tratan la muerte de Jill como un caso de asesinato.

Cerca de los cuerpos ha sido hallado un rifle que Christopher Foster poseía legítimamente.

Los agentes encontraron, además, cuatro perros y tres caballos muertos a tiros, en los establos y terrenos de la casa.

El incendio comenzó en la madrugada del pasado 26 de agosto, después de que la familia regresara, tras disfrutar de una barbacoa en casa de un amigo.

Hasta el pasado vienes, los investigadores no pudieron comenzar sus pesquisas, pues el mal estado del inmueble y el riesgo de desprendimientos desaconsejaba que accedieran a él.

Foster, que compró esta mansión hace unos años, atravesaba ahora serios problemas financieros y tenía una orden judicial que le impedía vender esta propiedad, valorada en alrededor de 1,5 millones de euros.