Público
Público

La policía investiga al padre del autor del tiroteo en Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades alemanas están estudiando si presentar cargos contra el padre, coleccionista de armas, del adolescente autor de un tiroteo contra su antigua escuela el miércoles, en el que mató a 15 personas.

El motivo que provocó que el joven de 17 años Tim Kretschmer iniciara la matanza sigue sin estar claro un día después de la masacre en la ciudad de Winnenden, en el suroeste del país.

El adolescente, cuyos vecinos describen como un solitario a quien le gustaban los vídeos violentos, parece haberse quitado la vida después de que la policía lo implicara en el tiroteo horas después de que huyera de la escuela y secuestrara un coche.

Kretschmer había cogido una pistola Beretta de 9 milímetros que estaba registrada legalmente y era propiedad de su padre, miembro de un club de tiro.

La Policía dijo que el padre poseía otras 14 pistolas en un armario cerrado con llave como requiere la ley alemana, pero que la Beretta la tenía en su habitación.

"Todo aquí apunta a una negligencia por parte del padre en lo que se refiere al almacenamiento de este arma", declaró el portavoz policial Ralf Michelfelder.

Dijo que ahora correspondía a los fiscales locales decidir si presentar cargos contra el padre.

Alemania endureció su ley de armas en 2002 después de que el joven de 19 años Robert Steinhauser disparara a 16 personas, sobre todo profesores, y se suicidara en un instituto de la ciudad de Efurt, en el este del país.

Los cambios elevaron la edad mínima de posesión de armas desde los 18 hasta los 21 y requerían que quienes las compraran y fueran menores de 25 años presentaran un certificado de salud médica y psicológica.

Las leyes también exigían que los solicitantes pasaran un examen riguroso que podría llevar hasta un año, pero hay casi ocho millones de armas ilegales en el país, lo que supone más o menos una por cada 10 personas.

Los colegios estaban cerrados el jueves en Winndenden, pero los estudiantes acudieron a Albertville Realschule, lugar del tiroteo, con flores, velas, CD y peluches. Algunos estaban en silencio, otros lloraban y otros se abrazaban a amigos o padres.

La Policía dijo el jueves que Kretschmer había disparado 60 ráfagas en el colegio después de entrar en una clase alrededor de las 9.30 a.m. (08:30 GMT). Disparó a muchas de sus víctimas en la cabeza desde una distancia cercana, y parece que su objetivo eran las mujeres.

Ocho de los nueve estudiantes y las tres profesoras que mató eran mujeres.

Cuando la policía llegó a la escuela Kretschmer y huyó, disparó a otra persona frente a una clínica psiquiátrica cercana y después obligó a un conductor a sacarle de Kretschmer, una ciudad de 27.000 habitantes cerca de Stuttgart.

Saltó del coche en Wendlingen, a unos 30 km de la escuela, disparó a dos hombres en un coche de reparto e hirió gravemente a dos policías antes de aparentemente suicidarse.

Se emitieron grabaciones de vídeoaficionados en estos últimos momentos en canales de televisión y páginas web.