Público
Público

La policía iraní se enfrenta con partidarios de Musavi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía iraní se enfrentó el miércoles con partidarios del líder opositor Mirhosein Musavi, que coreaban lemas contra el Gobierno en Teherán, cuando una manifestación para conmemorar el 30 aniversario del asalto a la embajada de Estados Unidos acabó en violencia, informaron testigos.

La página web reformista Mowjcamp informó de que la policía abrió fuego contra los manifestantes en la plaza Haft- e Tir, pero no hubo confirmación independiente de este suceso. "Algunas personas están heridas", agregó la web, indicando que había protestas en otros lugares, como en el centro de la ciudad de Shiraz.

La Guardia Revolucionaria iraní y sus aliados, la milicia Basij, habían advertido a la oposición de que no utilizara cualquier manifestación anti-EEUU para reactivar las protestas contra la élite clerical tras las controvertidas elecciones de junio.

"La policía se enfrentó a cientos de manifestantes. Estaban coreando '¡Muerte a los dictadores!'. La policía usó porras para dispersarlos", dijo un testigo. La gente habitualmente corea "muerte a América" en la manifestación oficial con motivo del aniversario.

La represión mostró que los gobernantes iraníes no están dispuestos a hacer ninguna concesión, subrayado por las palabras del Líder Supremo, el ayatolá Ali Jamenei, cuando dijo que era un crimen cuestionar la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad.

Los candidatos presidenciales derrotados Musavi y Mehdi Karubi, que están comprometidos con las reformas, han instado a sus partidarios a tomar las calles para protestar contra el Gobierno pese a las advertencia de la policía sobre "concentraciones ilegales".

Karubi, que se unió el miércoles a las protestas, fue atacado por agentes de paisano, según la web Tagheer. "Uno de sus guardaespaldas fue hospitalizado". No hubo más detalles disponibles.

La policía lanzó gases lacrimógenos a la multitud y detuvo al menos a cinco manifestantes, según un testigo. Las redes de telefonía móvil estaban desconectadas para tratar de evitar que se organizaran las marchas mientras la milicia Basaij avanzaba hacia la multitud en motocicletas y utilizaba porras.

"Hay cientos de personas cantando 'Dios es el más grande'. La policía y milicia Basij superan en número a los manifestantes", manifestó un testigo.

Los disturbios tras los comicios de junio han sido los peores en Irán en las últimas tres décadas, cuando se produjeron las protestas que condujeron al derrocamiento del Sah. Las autoridades niegan que se hayan amañando las elecciones y calificaron los disturbios de un intento extranjero de minar el estado islámico.

MANIFESTACIÓN OFICIAL

Miles de personas también se concentraron frente a la ex embajada de EEUU para una ceremonia oficial donde el influyente diputado Gholamali Haddadadel criticó a los líderes opositores.

"No sé cómo (los líderes opositores) van a responder a la gran nación iraní. Afirman ser seguidores de la revolución pero emiten comunicados van en interés de los enemigos de Irán", dijo en un discurso.

Haddadadel dijo que el Gobierno de EEUU no cambiaría su política hacia el programa nuclear iraní. "Nadie en Irán puede llegar a un acuerdo sobre el obvio derecho de Irán a la tecnología nuclear".

El presidente estadounidense, Barack Obama, aprovechó el día para instar a Teherán a hacer concesiones por su programa nuclear, diciendo que necesita pasar de página y forjar una nueva relación con Estados Unidos.

"Irán debe elegir", dijo Obama. "Hemos escuchado por 30 años a lo que se opone el gobierno iraní. La cuestión ahora es qué clase de futuro es ese".

ahora denominada "guarida de espías" - para celebrar el aniversario del día en que fue tomada.