Público
Público

La Policía irrumpe en la consulta del médico de Michael Jackson

Los agentes aseguran tener una orden de registro para localizar los historiales médicos del artista, asegura la web TMZ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oficina en Houston del doctor personal de Michael Jackson, Conrad Murray, está siendo registrada por las autoridades federales. En la operación buscan los expedientes médicos relacionados con el artista, informa TMZ , la página web que informó en primicia de la muerte de llamado 'rey del pop'.

El despliegue policial es de tipo hollywoodiense, con a ocho vehículos de la agencia antidroga, detectives de la Policía de Los Ángeles, miembros uniformados del Departamento de Policía de Houston y miembros de la DEA.

Los agentes han llegado a la oficina del médico con una orden de registro y han entrado en la propiedad para inicar las investigaciones. La policía de Los Ángeles ha solicitado la cooperación de la DEA para ayudar en el registro de la Clínica Armstrong en Houston.

Al hilo de las informaciones aparecidas en la web TMZ, la publicación asegura haber recibido un comunicado del abogado del doctor Murray, Edward Chernoff, en el que se asegura que 'los agentes quieren resolver el caso del fallecimiento; nosotros compartimos ese objetivo. Si tenemos en cuenta los detalles ofrecidos por mi cliente, describiendo los últimos momentos de vida de Michael Jackson, está claro que no puede ser considerada una persona con cargos criminales'.

La orden de registro obtenida por la DEA y la Policía de Los Ángeles se ha obtenido tras los resultados preliminares de la autopsia de Jackson, en los que se concluía que la causa de la muerte podría estar relacionada con el uso de Propofol, un potente anestésico generalmente usado en intervenciones quirúrgicas.

Este sedante fue encontrado por las autoridades en la residencia alquilada de Jackson.

Uno de los más graves efectos secundarios del Propofol -un fármaco sólo disponible para personal médico y administrado por vía intravenosa- es que puede provocar un paro cardiaco si se suministra en combinación con ciertos analgésicos, aunque podría llegar a causarlo por sí solo en caso de que la dosis fuera excesiva.