Público
Público

La Policía intenta que los menores no se cuelen en los encierros

En los encierros de San Sebastían de los Reyes, unos calientan con estiramientos y otros con la cerveza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

 

 

 

 

 

 

 

El ambiente entre los corredores del primer encierro de las fiestas de San Sebastián de los Reyes fluctuaba hoy entre los que estaban algo cargados de alcohol, pero insistían en participar a pesar de la vigilancia de la Policía municipal, y los corredores más responsables que calentaban y se preparaban minutos antes de que los toros enfilaran su camino hacia la plaza.

Mini de cerveza en mano, David, que insistía en que iba a correr en cualquier caso, opinó que el poder participar depende de la resistencia al alcohol que tiene cada uno. Por ejemplo, él mismo llevaba tres minis de cerveza, y resaltó que su límite está en cinco. No obstante, destacó que correrá lejos de los toros, en primera línea, para que no le 'pillen'.

'Lo único que hacen los chavales es ponerse en medio de las carreras'

En este mismo sentido, Borja, que había pasado parte de la noche bebiendo, tal y como relató, criticó a los menores de 18 años que corren, puesto que 'lo único que hacen los chavales es ponerse en medio de las carreras' y entorpecer.

'El que se quiere arriesgar se arriesga', se lamentó, a la vez que aseguró que 'no es posible' que las autoridades controlen a todo el mundo. 'Los chavales se meten en las talanqueras y luego salen', describió.

Por su parte, uno de los participantes más joven, Aaron, de 16 años y a los que los policías le acababan de pedir el carné, se confesó contrario a la prohibición de que todos los menores de 18 corran. 'Yo creo que con 16 ya tienes cabeza para correr', destacó.

En pantalón corto, a sus casi 70 años, Luis, trató de incidir en la idea de que no todos los participantes están preparados, pero subrayó que 'es muy difícil controlar a todo el mundo que haya tomado alguna sustancia por mucha policía que haya'.

En sus 50 años de historia, en San Sebastián tan sólo ha habido un muerto, pero tras un verano negro se está estudiando elevar a 18 años la edad necesaria para participar.