Público
Público

La Policía Nacional detiene a tres hermanos ''ciberacosadores''

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido a tres hermanos por "ciberacosar" a menores de edad gracias a la colaboración de una de las víctimas, informó el sábado el Cuerpo Nacional de Policía en una nota.

Los tres detenidos, a los que sorprendió descargando archivos de pornografía infantil durante el registro, hostigaban a varias menores mediante una técnica conocida como "grooming", agregó la Policía.

Los "ciberacosadores" amenazaban a las niñas para que conectaran las webcam y siguieran sus instrucciones, que trataban de obligarlas a actuar con juegos sexuales, según el comunicado.

La operación se pudo llevar a cabo porque uno de los delincuentes tuvo un desliz al mostrar su foto a la niña, quien le hizo una fotografía con su móvil que facilitó posteriormente a la Policía.

La madre de la niña, que denunció el caso, manifestó que su hija de 14 años estaba siendo víctima de amenazas y abuso sexual por parte de uno o varios individuos, que se ganaban su confianza para intercambiar 'juegos sexuales', unos juegos que aprovechaban para grabar las imágenes de la menor.

De acuerdo al documento policial, después de las primeras capturas, los acosadores comenzaban a amenazarla para que continuase enviando material a través de la webcam.

Los agentes supervisaron varios ordenadores que se habían utilizado en los contactos con los autores de los hechos denunciados. Tras examinarlos, se determinó que los "ciberacosadores" eran hermanos y residían en el mismo domicilio.

Finalmente, se obtuvo el mandamiento judicial para investigar las cuentas de correo, las conexiones de los arrestados, y registrar su domicilio.

La Policía Nacional hizo algunas recomendaciones y consejos para evitar estos casos de pornografía infantil, empezando por la seguridad en la utilización de Internet. Así, el cuerpo policial sugiere establecer reglas de uso y controlar los tiempos de utilización de la red.

También recomienda situar los ordenadores en una habitación común de la casa, para facilitar así la supervisión de las páginas a las que acceden los menores. Madrid.online@thomsonreuters.com)