Público
Público

La Policía polaca recupera la placa robada de la entrada del campo de Auschwitz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía polaca ha recuperado la placa que presidía la entrada del campo de concentración nazi de Auschwitz, robada hace tres días, y ha detenido a los cinco presuntos autores del robo.

Según informó hoy el portavoz policial de la región de Malopolska (sur de Polonia), Dariusz Nowak, la placa de hierro fue encontrada esta madrugada, dividida en tres partes y oculta en una vivienda en las cercanías de la ciudad de Torun (norte del país).

Los cinco detenidos, ciudadanos polacos con antecedentes penales y edades comprendidas entre los 20 y los 39 años, ya se encuentran en la comisaría central de Cracovia.

Los agentes y la fiscalía intentan averiguar ahora el motivo del robo de la histórica placa, cuya inscripción en alemán "Arbeit macht frei" (El Trabajo libera) es considerada un símbolo del cinismo nazi.

La venta del letrero aparece como la principal causa del robo; la emisora de radio RFM FM apuntaba incluso la posibilidad de que detrás podría haber un rico coleccionista de artículos nazis que habría encargado el golpe.

Para el portavoz del Gobierno polaco, Pawel Gras, el motivo del robo también podría esconder un intento de desprestigiar a Polonia frente a la comunidad internacional antes de la celebración de los 65 años de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, que tendrá lugar el próximo 27 de enero.

El hallazgo de la placa se produjo gracias a la colaboración ciudadana, según explicó Nowak, después de que la policía ofreciese una recompensa de 5.000 zloty (unos 1.200 euros) por cualquier información que condujese a los ladrones.

El letrero forjado en acero preside la entrada al complejo de campos de concentración y exterminio de Auschwitz, donde durante la II Guerra Mundial murieron más de un millón de prisioneros, sobre todo judíos.

La placa original sustraída, elaborada por uno de los prisioneros del campo por orden de las autoridades nazis, volverá a su histórico lugar y sustituirá a la réplica colocada provisionalmente tras el robo.