Publicado: 08.11.2013 12:52 |Actualizado: 08.11.2013 12:52

La Policía reconoce el error en la transcripción de una llamada en el caso del Raval

El director de los Mossos, Manel Prat, sale en defensa de los agentes imputados y asegura que el cuerpo "no se escapa de las reglas de juego democrático"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha enviado a la juez que investiga el caso de Juan Andrés Benítez, el empresario del Gayexample de Barcelona fallecido tras ser reducido a golpes por los Mossos d'Esquadra en el Raval, una nota en la que rectifica su transcripción errónea de una llamada en la que la víctima aseguraba, antes de la llegada de los mossos, que estaba sangrando. Según ha adelantado hoy el periódico La Vanguardia y han confirmado a Efe fuentes cercanas al caso, los responsables de la unidad de la Policía encargados de llevar a cabo la investigación sobre la muerte del empresario se percataron de su error después de que el conseller de Interior, Ramon Espadaler, lo denunciara públicamente en el Parlament el pasado miércoles.

Espadaler cuestionó otra vez el informe de la Policía Nacional y lamentó que tuviera "incorrecciones e imperfecciones", como por ejemplo en la transcripción de la conversación telefónica que el empresario mantuvo con la Guardia Urbana tras la pelea que tuvo con un vecino, previa a la actuación de los Mossos. Por contra, en la grabación de la llamada, a la que ha tenido acceso Efe, se aprecia cómo Benítez, en tono alterado, afirma a la operadora de la Guardia Urbana, después de que ésta le preguntara si se encontraba bien: "no, nos hemos peleado, estoy sangrando y... está aquí toda su familia, nos han robado de todo...".

CiU y ERC bloquean la comparecencia de Manel Prat por el caso de Ester QuintanaSegún las fuentes cercanas al caso, al comprobar que el agente que se había encargado de la transcripción de la conversación había incurrido en un error y que, efectivamente, el conseller estaba en lo cierto, la Policía Nacional se puso en contacto telefónico con la juez para advertirle de su equivocación y anunciarle que le enviarían la transcripción correcta, como ya han hecho.

CiU y ERC han impedido este viernes con sus votos que el Parlamento catalán repruebe al director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, por su gestión del caso en el que Ester Quintana perdió un ojo durante la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre de 2012. Ambos grupos han unido sus votos en la comisión de estudio sobre las balas de goma contra una de las conclusiones de ICV-EUiA, que pedía reprobar a Prat y solicitar su cese inmediato, lo que ha recibido el apoyo del resto de grupos. La votación llega después de que ERC hiciera este martes un ultimátum público a CiU y amenazase con dejar a la federación en minoría y apoyar el cese de Prat, si no se llegaba a un acuerdo para prohibir las balas de goma de forma inmediata, un pacto que al final se produjo.

Manel Prat ha vuelto a salir en defensa de los agentes de los Mossos imputados por la muerte de Benítez. De esta forma, este viernes ha manifestado que los agentes de la policía catalana "no siempre son tratados con presunción de inocencia" y ha añadido que, como en todo colectivo, los procedimientos de trabajo son mejorables y hay que asumir responsabilidades si hay cosas que se hacen de forma inadecuada. El acto, en el que Prat ha recogido un premio de la Confederación de Comercio de Catalunya (CCC), que hoy celebra su convención anual, un grupo de una decena de yayoflautas y miembros del colectivo 15-M han irrumpido pidiendo su dimisión.

'Yayoflautas' y activistas del 15-M irrumpen en el acto pidiendo la dimisión de Prat

El director ha querido reconocer al cuerpo de los Mossos d'Esquadra por su labor en el mantenimiento de la seguridad del comercio y los servicios. Durante su discurso, Prat ha dicho que la policía catalana está sometida a la observación de sus mandos, del poder, político, jurídico y mediático y no siempre es tratada con la "presunción de inocencia" requerida. También ha señalado que, como en todo colectivo, el trabajo y los procedimientos de trabajo "son mejorables" y se "han de asumir responsabilidades si hay cosas que se hacen de manera indebida o inadecuada".

"Los mossos no se escapan de estas reglas de juego democrático, ni lo han hecho ni lo harán por mucho que algunos se empeñen en decirlo", ha dicho Prat, que ha añadido que quien los juzga antes de hora se debería de preguntar cómo sería su vida sin una "autoridad acordada y regulada en un Estado democrático". "A los mossos -ha seguido Prat- se les ha otorgado democráticamente el ejercicio de la autoridad, que no les hace impunes, sino que les obliga más que a cualquier otro profesional a ser estrictamente cuidadosos en el trabajo y en la manera de cumplir sus obligaciones".