Público
Público

La policía se hace responsable por la muerte de Menezes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía cometió un "terrible error" al disparar a Jean Charles de Menezes y asume la responsabilidad total por el mismo, dijo el viernes el jefe en funciones de Scotland Yard.

Sir Paul Stephenson dijo que ahora se tomarán un tiempo para considerar las implicaciones de una pesquisa con jurado, que dictaminó que la acción de la policía no puede ser catalogada de "muerte lícita" y en su lugar emitió un veredicto inconcluso.

De Menezes, un electricista que vivía y trabajaba en Londres, murió de siete disparos a la cabeza realizados por un policía dentro de un vagón de metro en la estación de Stockwell, en el sur de la capital británica, el 22 de julio de 2005, al día siguiente de que unos atacantes suicidas intentaran atacar la red de transportes.

Errores de comunicación y confusión entre los agentes de vigilancia hicieron que creyeran que era uno de los atacantes.

El jurado también dictaminó que los policías que le dispararon no gritaron una advertencia anterior, como ellos mismos habían afirmado.

"Hemos oído las conclusiones del jurado y ahora necesitamos tomarnos un tiempo para considerarlas como corresponde", dijo Stephenson a los periodistas.

"También tengo en cuenta las intenciones del juez de instrucción de preparar un informe con sus recomendaciones para toda otra medida que necesitemos tomar", agregó.

Dijo que la muerte era una tragedia y reiteró las disculpas por lo sucedido.

"Debemos aceptar completa responsabilidad por su muerte, y eso hacemos", dijo. "Dados los enormes retos que enfrentaban los oficiales ese día cometimos gravísimos errores. Lo siento".

"MUY CONTENTA"

El juez de instrucción Michael Wright había dictaminado que el jurado no podía emitir un veredicto de homicidio o asesinato, lo que llevó a que varios miembros de la familia salieran de la sala y dijeran que apelarán la decisión en los tribunales.

La Fiscalía también decidió que no se presentarían cargos penales contra los oficiales, aunque la Policía Metropolitana como organización fue declarada el año pasado culpable de violar las leyes de salud y seguridad.

La familia también quiere que la Fiscalía reconsidere esta decisión.

"Estoy muy contenta con el veredicto de hoy", dijo la madre, Maria Otone da Menezes, en un comunicado. "Desde el momento en el que el forense descartó la opción de muerte ilícita me sentía muy mal, pero hoy me siento renacida".

Stephenson dijo que la policía se enfrentaba a un reto sin precedentes y el día en cuestión estaba persiguiendo a cuatro individuos que habían huido tras cometer un atentado suicida que falló. Dijo que la prioridad de los agentes era apresar a estos individuos antes de que cometieran un "asesinato en masa."

Paul McKeever, presidente de la Federación Policial de Inglaterra y Gales, que representa a los agentes, dijo que es importante recordar que tenían que tomar decisiones en una fracción de segundo.

"Los oficiales implicados en este incidente creyeron que sus acciones eran proporcionadas y necesarias basándose en a la información de la que disponían en ese momento. "Expusieron sus vidas por la comunidad a la que sirven. Los oficiales de policía en el lugar dieron muestras de una gran valentía".