Público
Público

La Policía rodea el Capitolio tras matar a tiros a una mujer que huía en coche

La persecución policial arrancó en las inmediaciones de la Casa Blanca y terminó con un tiroteo cerca del Congreso cuando la fugitiva salió del vehículo y fue abatida, según la cadena ABC. La muerte no ha sido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Capitolio fue cerrado este jueves después de que una mujer que huía en coche de la policía intentase traspasar una barrera de seguridad de la Casa Blanca. Entonces comenzó a ser perseguida por agentes del servicio secreto, encargado de la seguridad del presidente, hasta las inmediaciones del Capitolio, donde se produjo un tiroteo.

Varios medios estadounidenses, como las cadenas FOX y ABC, han informado de que la sospechosa ha muerto, aunque el jefe de la Policía del Capitolio, Kim Dine, no lo ha confirmado y reveló únicamente que está bajo custodia. Dine sí descartó que el incidente haya sido un acto terrorista y aseguró que se trató de un hecho 'aislado' que las autoridades ya han dado por finalizado.

Según las informaciones preliminares, el incidente comenzó en la avenida Pensilvania, frente a la Casa Blanca. Al parecer la mujer intentó traspasar con su vehículo una barrera de seguridad de la Casa Blanca y a raíz de ello comenzó una persecución por parte del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de la seguridad del presidente, que terminó en las inmediaciones del Capitolio, donde ocurrieron los disparos.

Al menos una veintena de vehículos policiales participaron en la persecución, que tuvo lugar en la conocida avenida que une la Casa Blanca con el Capitolio. Un residente de la zona, David Loenberg, vio cómo varios agentes de policía rodeaban un coche negro que se estrelló contra la zona de control de acceso al Capitolio. Según relató, aparecieron policías 'por todos lados', enseñando las armas, y rodearon el vehículo y sacaron de él a una niña, una información que también ha sido difundida por la CNN. La menor habría sido trasladada al hospital, aunque no presentaba ninguna herida.

No se sabe si la sospechosa estaba armada y, en un vídeo grabado por un testigo y reproducido por varias televisiones, se ve a varios agentes de policía disparando contra su vehículo en marcha. Durante la persecución hasta el Capitolio el vehículo de la sospechosa causó heridas a un agente de policía, que está fuera de peligro, de acuerdo con Dine.

El presidente de EEUU, Barack Obama, fue informado del incidente y el Capitolio y los edificios de oficinas aledaños fueron cerrados durante aproximadamente una hora. Hay todavía una fuerte presencia policial en las inmediaciones del Capitolio, fundamentalmente en la zona sur, donde aparentemente se produjeron los disparos.

El cierre del Capitolio, sede del Congreso de EEUU en Washington, fue temporal. Tras el tiroteo, se decretó su clausura y la de sus edificios aledaños, por lo que los congresistas y el resto de empleados que allí trabajan no pudieron salir durante un tiempo. La parte de la Avenida Pensilvania donde se encuentra la Casa Blanca también fue cerrada por precaución.

En un mensaje publicado en su web, la Policía del Capitolio llegó a pedir a todas las personas que se encontraban en el edificio que se refugiasen donde estuviesen o se metieran en la primera oficina que encuentren. 'Cierren las puertas y manténgase alejados de las ventanas y las puertas exteriores', solicitaron.