Público
Público

La Policía tailandesa busca a un supuesto terrorista tras una amenaza de atentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía tailandesa busca hoy a un supuesto terrorista del grupo chií libanés Hizbulá y ha elevado la seguridad tras la alerta de posibles atentados en zonas turísticas concurridas por estadounidenses e israelíes en Bangkok.

Las autoridades tailandesas anunciaron ayer la detención de dos libaneses relacionadas con Hizbulá, aunque a última hora indicaron que sólo uno había sido arrestado y divulgaron un retrato robot del segundo sospechoso, según el diario "The Nation".

Mientras que el Gobierno tailandés asegura que no existe peligro de atentado, las embajadas de Israel y Estados Unidos mantienen hoy la advertencia a sus ciudadanos contra posibles ataques en zonas turísticas.

La Policía ha aumentado la vigilancia en el casco histórico de Bangkok y en Pattaya, destinos preferidos por los turistas israelíes y también concurridos por estadounidenses, aunque insiste en que la situación está bajo control.

La primera ministra, Yingluck Shinawatra, confirmó ayer que había recibido la alerta de un posible atentado con coche bomba de la Embajada de Estados Unidos y que un sospechoso había sido detenido, pero no aportó más información.

"Se ha producido un arresto, pero lo mejor es esperar a que la situación esté más clara para dar más detalles", afirmó la jefa del Gobierno.

La Embajada de Estados Unidos en Bangkok mantiene la alerta en su web sobre la posibilidad de atentados en los circuitos turísticos de la capital.

"Se pide (a los ciudadanos estadounidenses) extremar la precaución durante la visita a áreas públicas donde se forman grandes grupos de turistas occidentales en Bangkok", se indica en una nota de la Embajada, en la que se atribuye la amenaza a "terroristas extranjeros".

Las autoridades estadounidenses han pedido a sus ciudadanos que estén alerta ante paquetes y bolsas abandonadas en la vía pública y que informen a la policía local de cualquier comportamiento que consideren sospechoso.

La supuesta amenaza terrorista, de la que las autoridades recibieron las primeras informaciones unos días antes Nochevieja, se produce después de las tensiones por el programa de enriquecimiento nuclear de Irán, uno de los patrocinadores de Hizbulá junto a Siria.