Publicado: 10.10.2014 13:29 |Actualizado: 10.10.2014 13:29

Policía y gobiernos regionales tratan de poner coto a los bulos sobre infectados por ébola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde que se conoció que la auxiliar de enfermería, Teresa Romero, había contraído el virus del ébola en Madrid, el pasado miércoles, no han parado de circular por Internet mensajes con falsas noticias sobre afectados por esta enfermedad sin cura en distintas comunidades autónomas.

Ante la alarma generada por estos bulos, las autoridades regionales y la Policía están trabajando para identificar y llevar ante la justicia a los autores de estos mensajes, que consisten en fotomontajes que simulan noticias sobre contagiados en conocidos periódicos.

Las primeras identificaciones se han realizado en Málaga, donde el grupo de delitos tecnológicos de la Policía Nacional ha identificado a varias personas relacionadas con este tema. Entre los identificados se encuentra el presunto autor de una de las falsas imágenes que alertaban de casos de ébola en varios centros educativos y barrios de la capital malagueña. La Policía ha rastreado los montajes hasta llegar al supuesto autor de uno de ellos y los agentes continúan con la investigación para localizar al resto.

En Extremadura también han circulado este tipo de alarmas a través de las redes sociales y de la aplicación para teléfonos móviles, Whatsapp, y están ocasionando "colapsos telefónicos" en los hospitales y en los servicios sanitarios.

Ante la situación, el Gobierno de Extremadura ha decidido emprender acciones legales contra los autores de los mensajes para "poner coto a la desinformación y alarma" que generan este tipo de alertas "irresponsables" que "pueden ser constitutivos de un delito contra el Orden Público" y que, además, "pueden ocasionar avalanchas injustificadas en los centros sanitarios, poniendo en peligro la normalidad de la atención".

En nota de prensa, la administración autonómica señala que pondrá este tipo de mensajes en conocimiento de la Brigada de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil con la intención de actuar contra los autores, ya que "provocan una gran alarma social injustificada".

Recuerda al respecto que el artículo 561 del Código Penal establece que "el que, con ánimo de atentar contra la paz pública, afirme falsamente la existencia de aparatos explosivos u otros que puedan causar el mismo efecto, o de sustancias químicas, biológicas o tóxicas que puedan causar daño a la salud, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses, atendida la alarma o alteración del orden efectivamente producida".

Los fotomontajes también se han recibido en la Comunidad de Madrid, alertando de la aparición de nuevos casos de ébola en municipios como Colmenar Viejo y Coslada. Se hablaba de más afectados por el virus en el Hospital Ramón y Cajal o de la suspensión de clases ante la sospecha de una infección en el centro universitario CEU.

El Ayuntamiento de Coslada y su servicio de Protección Civil han sido los primeros que han salido a desmentir esta información falsa asegurando que en el municipio no se ha registrado ningún caso de ébola y han exigido, a renglón seguido, que paren los bulos.