Público
Público

La Policía de Zimbabue detiene a cerca de 300 opositores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes policiales de Zimbabue irrumpieron hoy en la sede central del opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) y detuvieron a cerca de 300 personas, informaron fuentes del grupo político.

"El partido gobernante está utilizando sus tácticas sucias para silenciar las voces disidentes", dijo a Efe el portavoz del MDC, Nelson Chamisa, al dar cuenta de la operación policial.

"Quieren destruir la moral y el espíritu alto de los zimbabuenses", insistió Chamisa, que tildó la acción de las autoridades de "acoso sistemático".

Una fuente de la policía justificó el arresto masivo de simpatizantes y de dirigentes del MDC diciendo que las fuerzas de seguridad estaban buscando a personas acusadas de alterar el orden público.

"La policía ha arrestado a delincuentes que eran protegidos por el MDC. Todos fueron arrestados por varios delitos cometidos después de las elecciones" generales del pasado 29 de marzo, dijo el portavoz policial, Wayne Bvudjidena.

Bvudzijena aseveró que muchos sospechosos de haber cometido actos de vandalismo en las zonas rurales se han trasladado a Harare y han sido acogidos en "casas seguras" del MDC.

"Sabemos que muchas personas se refugiaron en las oficinas del MDC y sospechamos que algunas de ellas participaron en ataques en las zonas rurales", recalcó el portavoz policial.

La sede del MDC, ubicada en el edificio conocido como "Harvest House", se encuentra en el centro de Harare.

El abogado del MDC, Alex Muchadehama, señaló, por su parte, que los detenidos comparecerán ante la Justicia mañana, sábado.

Al tiempo que se produjeron los arrestos en masa de los seguidores de la oposición, cinco oficiales del Departamento de Investigaciones Criminales (CID) de la policía allanaron las oficinas de la Red de Respaldo a las Elecciones de Zimbabue (ZESN), también en el centro de esta capital.

Fuentes del organismo señalaron que los efectivos policiales tenían una orden de allanamiento que los autorizaba a buscar "material subversivo que podría causar el derrocamiento de un gobierno constitucionalmente elegido".

La ZESN es una coalición de 38 organizaciones que desplegó observadores locales durante los comicios.

Según las fuentes, los policías se incautaron de varios documentos y se retiraron acompañados de Tsungai Kokerai, el gerente de Programación de la ZESN, para que los "asistiera en la investigación".

Las operaciones en las sedes del MDC y la ZESN se producen en medio de denuncias de la oposición y de organizaciones no gubernamentales sobre la existencia de un incremento de la represión por parte del régimen del presidente zimbabuense, Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

La ola de violencia se registra mientras el país está a la espera de los resultados de las elecciones presidenciales, que el MDC asegura haber ganado.

La Comisión Electoral ni siquiera ha dado datos parciales del escrutinio, aunque casi se cumple un mes de la votación.

La organización humanitaria "Human Rights Watch" (HRW) denunció el pasado 19 de abril que el partido gobernante de Zimbabue, ZANU-PF, ha instalado centros de detención donde está "golpeando, torturando e intimidando" a activistas de la oposición.

"Los miembros del ZANU-PF están montando campos de tortura que tienen como objetivo golpear y torturar sistemáticamente a gente que es sospechosa de haber votado por el MDC en las últimas elecciones", dijo la organización.