Público
Público

Las policías, con la cara lavada

Interior pretende unificar la estética de los agentes y prohíbe los accesorios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Prohibidos los maquillajes 'estrambóticos', llevar pulseras o accesorios incluso pendientes para los hombres y restringido el uso de gafas de sol. Estas son algunas de las 13 normas incluidas en un borrador, elaborado por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, para regular el uso del uniforme. Este texto, recogido por Europa Press, debe ser aprobado por el director general para entrar en vigor.

El Ministerio del Interior pretende homogeneizar aún más la vestimenta de los agentes. Una de las medidas del nuevo reglamento se refiere a la moda, los cosméticos y los complementos que pueden llevar los policías nacionales cuando están de servicio. La última de las normas establece que 'no se permiten peinados ni maquillajes que por su olor o color puedan ser considerados estrambóticos, extravagantes o contrarios al decoro exigible', afirma el borrador.

Los hombres, asimismo, 'no podrán usar ningún tipo de pendiente' y las mujeres, sólo aquellos 'cuyo tamaño no sobrepase el lóbulo de la oreja', según especifica el borrador, donde alega que esta normativa responde a 'razones de seguridad'. Por este motivo, también se prohíben las pulseras, excepto aquellas que tengan 'fines terapéuticos'.

Los policías deberán escoger unas gafas de sol discretas. Por eso, no están permitidas las gafas de protección solar que 'por su tamaño y color no estén dentro de los cánones de la debida discreción de los servidores públicos'. Además, este complemento sólo podrá llevarse en lugares abiertos y, según el informe, 'cuando el tiempo lo aconseje'.

Las mujeres que lleven el cabello largo, no sólo tendrán que recogérselo, sino que el largo de la coleta 'no podrá descender por debajo de la línea de los hombros'. En cuanto al personal masculino, los policías tendrán que llevar ' el cabello aseado y su corte dejará ver la totalidad de los pabellones auditivos, sin ocultar el cuello de la camisa o la guerrera'.

El nuevo reglamento rechaza las pegatinas o adornos en los cinturones

Respecto a la vestimenta, el nuevo reglamento rechaza las pegatinas o adornos en los cinturones y obliga a que los uniformes estén en 'perfectas condiciones de limpieza y pulcritud. Además, descarta que los agentes puedan adoptar 'posturas indolentes o que sean contrarias al decoro'.

El texto también menciona la manera en la que los agentes deben saludar a los ciudadanos. El saludo correcto ha de ser 'simbólico'; es decir, de pie y 'con la más estricta corrección'.