Público
Público

Policías españoles llegan a Honduras para identificar los cadáveres de una cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de cuatro policías españoles llegó hoy a Honduras para colaborar en las labores de identificación de las víctimas del incendio en una cárcel del centro del país que causó 361 muertos.

Los expertos españoles fueron recibidos a su llegada a Tegucigalpa por el embajador de España, Luis Belzuz de los Ríos.

El diplomático declaró a Efe que los policías son "especialistas con mucha experiencia en reconocer cadáveres" que han participado en misiones en varios países durante los últimos quince años.

El incendio, atribuido a causas accidentales por un informe oficial, se registró el pasado día 14 en la Granja Penal de Comayagua, y hasta el martes han sido identificados 170 cadáveres y 88 fueron entregados a sus familiares.

Gran parte de las 361 víctimas presentan un alto grado de calcinación, han subrayado las autoridades, por lo que se ha recurrido a exámenes de ADN para la identificación, lo que ralentiza el proceso.

El embajador dijo este miércoles que el envío de los expertos de la Policía Científica española es parte de la ayuda inmediata que Madrid ha ofrecido a Honduras para atender la emergencia derivada de la tragedia carcelaria.

En la primera fase, España autorizó 50.000 euros (unos 48.000 euros) para la compra inmediata en Tegucigalpa de medicamentos para atender a los heridos y otras necesidades.

Los expertos que llegaron hoy harán una función "de relevo" de algunos de los forenses de Chile, El Salvador, Guatemala, México y Perú, que la semana pasada comenzaron a regresar a sus naciones una vez finalizar la etapa de autopsias de las víctimas, recordó el embajador español.

Agregó que la cooperación internacional tras la peor tragedia del sistema penitenciario hondureño "se ha hecho sentir y demostrado que funciona".

"España y Francia en principio hemos contribuido con el tratamiento de los heridos con medicinas, Estados Unidos ha hecho la investigación (de las causas del incendio) y cinco países latinoamericanos se sumaron a las necropsias y la identificación de los fallecidos", acotó el diplomático.

La tragedia de Comayagua tiene angustiados y sumidos en el dolor a centenares de familiares de los presos muertos, muchos de los cuales han dicho que consideran que las autoridades les están "mintiendo" y "demorando" la entrega de los cadáveres.

Grupos de familiares se manifestaron hoy desde un campamento habilitado por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) hasta la sede de la Corte Suprema de Justicia para exigir que se acelere el proceso de identificación y entrega de los cadáveres.

"Queremos que nos entreguen pronto a nuestros familiares, no nos pueden seguir mintiendo, no jueguen con nuestro dolor", expresó a periodistas una madre que además dijo que no puede permanecer más tiempo en Tegucigalpa porque vive en una aldea cercana a Siguatepeque, unos 113 kilómetros al norte de la capital.