Publicado: 12.10.2015 18:39 |Actualizado: 12.10.2015 18:39

Policías suecos irrumpen en la reunión anual de un club de barbudos al confundirlos con yihadistas

Un conductor avisó a los agentes de que había miembros del Estado Islámico en una ciudad a orillas del segundo lago más grande de Suecia. Eran integrantes del grupo Villanos Barbudos (Bearded Villains) haciéndose una foto porque estrenaban bandera

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:
Miembros de Villanos Barbudos (Bearded Villains) mientras se hacen una foto. La reunión fue interrumpida por la Policía sueca al confundirlos con yihadistas.

Los Villanos Barbudos (Bearded Villains) mientras se hacían la foto. La reunión fue interrumpida por la Policía sueca al confundirlos con yihadistas. Captura de Youtube.

MADRID.- La Policía de la localidad sueca de Jönköping recibió un aviso sobre una concentración de milicianos del Estado Islámico al norte de la ciudad, pero cuando acudieron al lugar su sorpresa fue mayúscula cuando lo que encontraron fue el encuentro de un club de barbudos que se habían reunido para hacerse fotografías.

"Nos colocamos para una sesión de fotos: treinta hombres del club con nuestra bandera y de pronto vimos a dos policías", ha explicado Andreas Fransson, uno de los miembros de Villanos Barbudos (Bearded Villains), en declaraciones al periódico local Jönköpings-Posten.


Uno de los conductores que transitaba por la autovía cercana vio al grupo y avisó a la Policía de que había miembros del Estado Islámico en la zona.

"Los agentes de Policía se rieron cuando llegaron y vieron que no había terroristas, sino una panda de tipos barbudos y felices haciéndose fotos", ha relatado Fransson.

Barbudos Villanos


El club, de ámbito mundial, se reúne aproximadamente una vez al mes para compartir experiencias y posar con la bandera del grupo, negra con una inscripción blanca. Este fin de semana era el turno de la sección sueca, que organizó la reunión anual en Jönköping, una población de 85.000 habitantes.


"Fuimos a Brahehus con un fotógrafo profesional para hacernos fotos con la bandera porque es la primera vez que la tenemos. Es tan evidente como lamentable que nos hayan confundido con terroristas, pero también es gracioso", ha opinado Fransson.

Jönköping es un municipio sueco situado a unos 350 km al suroeste de Estocolmo, en la orilla sur del lago Vättern, el segundo lago más grande de Suecia. Es conocido por sus fábricas de máquinas de coser y motosierras.