Publicado: 13.12.2014 10:41 |Actualizado: 13.12.2014 10:41

Un polifacético hombre de letras

Joan Barrill desarrollo su carrera en la literatura y el periodismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor y periodista Joan Barril, fallecido hoy en Barcelona a los 62 años, fue un polifacético hombre de letras que tanto dominó la escritura, pues era autor de más de 16.000 artículos periodísticos y había publicado una quincena de libros, como estuvo al frente de programas de televisión y de radio.

Nacido el 20 de enero de 1952 en Barcelona, cursó Filosofía y Letras en la Universidad de esa ciudad, antes de empezar a escribir en el semanario El Món y, posteriormente, ser columnista habitual de periódicos como Diari de Barcelona, El País, La Vanguardia y El Periódico de Catalunya.

A través de ellos, tanto reflexionaba sobre la actualidad más rabiosa, como invitaba a disfrutar de los placeres del día a día, o trataba sobre el amor, que calificaba como "la enorme incógnita que genera las tristezas más grandes".

Tampoco rehuyó los artículos de carácter más político, como los que abordaban la complejidad de las relaciones entre Cataluña y España.

En el ámbito de la novelística se dio a conocer para el gran público con el título "Un submarí a les estovalles", con el que en 1988 obtuvo el premio Pere Quart de humor y sátira.

Aunque siempre aseveraba que "un libro sólo es un libro", sus novelas fueron reconocidas a lo largo de los años con otros galardones como el Ramon Llull, que obtuvo en 1998 con "Parada obligatòria".

También fue un éxito editorial "Tots els ports es diuen Helena", premio Ramon Muntaner y premio Crítica Serra d'Or de Literatura Infantil y Juvenil en el mismo año.

Otros títulos suyos fueron "Gairebé una parella", "Certes mentides", "Bons propòsits" -junto a su amigo, el director de teatro Joan Ollé-, "Ens truquem i altres contes del diumenge", "Sobre l'amor", "100 contes morals" o "Sobre la distància".

En el año 2010 ganó el premio Sant Joan de novela con "Les terres promeses", en las que creaba la figura de Santiago, un hermano ficticio de Fidel Castro.

Padre de cinco hijos, siempre defendía que "todo se puede cambiar menos la paternidad". En su opinión, se podía cambiar de mujer, de patria, de ideas, de oficio e, incluso, de amigos, pero "el hecho de haber tenido un hijo es algo que uno no puede modificar, es para siempre".

En el ámbito de los medios de comunicación, en los últimos años estuvo al frente del programa de Catalunya Ràdio "El cafè de la República", que se emite entre las 9 y las 10 de la noche, tratando la actualidad desde su particular perspectiva.

Antes, había recalado en COM Ràdio, donde presentó "La R-pública" y había colaborado con la Cadena SER.

También era frecuente verle en televisión, donde fue director junto a Joan Ollé del poético programa "L'illa del tresor", en el canal 33, y en Barcelona Televisió fue el artífice de "Qwerty", donde se hablaba de libros.

Llegó incluso a fundar una editorial, "Barril & Barral", y en el año 2011 el cabeza de lista de CiU al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, le incluyó en su "consejo asesor", junto a otros intelectuales como Xavier Bru de Sala.