Público
Público

La política vuelve a la convención republicana después del paso de "Gustav"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La política vuelve hoy a la convención republicana con varios discursos y una intervención vía satélite del presidente de EE.UU., George W. Bush, luego del cambio de agenda decidido el lunes por el paso del huracán "Gustav".

Rick Davis, director de campaña del candidato presidencial republicano John McCain, anunció hoy que la jornada se dedicará al "servicio" e incluirá, además de los discursos políticos habituales, alusiones a las tareas de emergencia desarrolladas después del paso del "Gustav" el lunes por el sur de EE.UU.

Los republicanos decidieron prescindir de los discursos políticos en su primer día de convención, el lunes, ante la incertidumbre sobre los destrozos que dejaría el huracán, que finalmente impactó en Luisiana pero causó menos daños de lo temido.

Dados esos cambios, la agenda para hoy ha sufrido variaciones sustanciales. Bush, que según los planes originales debía haber hablado el lunes, lo hará hoy, vía satélite, desde Washington.

Bush, de quien McCain ha intentado desmarcarse en la campaña, no será el orador principal.

Aunque su intervención sí está programada dentro del horario de máxima audiencia, tendrá un formato reducido, de apenas seis o siete minutos, según los cálculos de los organizadores, y no será la que cierre la jornada (el segmento con más peso de la sesión).

Después de Bush intervendrá su esposa, Laura, que sí se encuentra presente en la convención en St Paul.

A continuación hablará Fred Thompson, quien fue rival de McCain durante las elecciones primarias y es un conocido actor que actuó en la serie "Ley y Orden".

El siguiente orador será el senador Joe Lieberman, quien abandonó recientemente el Partido Demócrata para convertirse en independiente y que es un gran amigo de John McCain.

De hecho, McCain se planteó muy seriamente proponerle la vicepresidencia, aunque la alarma que ello creó entre las bases republicanas lo hizo descartar la idea y ofrecer el puesto finalmente a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin.

Estaba previsto que hoy hablara el ex alcalde Rudolph Giuliani, en lo que iba a ser el discurso central de la convención, pero su intervención ha quedado pospuesta.

Según Davis, el propósito de la jornada de hoy es intentar delinear el lado humano del candidato republicano ante el público.

Por ejemplo, Lieberman definirá a McCain como alguien capaz de trabajar con representantes de ambos partidos para conseguir el resultado que a él le parece justo.

Un amigo de la familia McCain también intervendrá en la sesión para recordar cómo el candidato y su esposa, Cindy, adoptaron a una huérfana originaria de Bangladesh.

Los republicanos, según ellos mismos reconocen, tienen prisa. "Gustav" les ha hecho perder un día de convención para transmitir su mensaje y "vender" a su candidato.

Dado que los partidos cuentan con las convenciones para subir puntos en las encuestas, es esencial para ellos el poder recuperar tiempo para describir a McCain como buscan: un hombre independiente, que no se casa con nadie, que antepone el país a todo lo demás y que sabe colaborar con los demócratas.

En este sentido, los republicanos se han encontrado con un revés: la admisión de Palin de que su hija Bristol, de 17 años, está embarazada de cinco meses. Ello ha puesto la atención de los medios en la gobernadora y la ha restado de la convención.

Davis explicó que la decisión de retomar la agenda política en la convención se tomó hoy a últimas horas de la madrugada, luego de constatar que "Gustav" no había dejado daños de tanta consideración como se temía.

El programa de los dos días restantes está aún por perfilar.

En principio, la jornada del miércoles contará con las intervenciones de Cindy McCain y de Palin, que pronunciará su discurso de aceptación como candidata a la vicepresidencia.

También mañana se producirá la votación a viva voz de los delegados, agrupados por su estado de origen, para aclamar a McCain como el candidato presidencial.