Público
Público

El polvo tóxico es ya un grave problema en las aldeas afectadas por la riada tóxica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El contenido de polvo tóxico en la localidad de Kolontár es muy alto, por lo que las autoridades aconsejan a los operarios que trabajan en las tareas de protección y reconstrucción que renueven sus mascarillas cada dos horas.

Así lo comunicó hoy a Efe György Töttös, portavoz del equipo de Protección Civil que coordina los trabajos para limpiar las zonas afectadas por el vertido tóxico del pasado día 4 y también para edificar defensas que limiten los efectos de nuevas riadas.

El mismo buen tiempo que contribuye a que no se fracture más la dañada balsa origen del vertido, ha acelerado también que el lodo tóxico se convierta en polvo y se traslade al aire.

"Desde hace varios días no han crecido las grietas detectadas en el muro norte del dique de la represa accidentada", añadió Tüttös.

Hoy las autoridades refuerzan el dique de contención que se espera sea capaz de defender los pueblos de Kolontár y Devecser, los más afectados por la catástrofe de la semana pasada, si se produce un nuevo vertido.

La catástrofe medioambiental de hace una semana ha causado 8 víctimas mortales y 150 heridos, de los cuales unos 50 todavía están hospitalizados en diferentes instituciones del país.