Público
Público

La popularidad puede tener un precio: contagiarse de gripe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Maggie Fox

¿Crees que eres popular? Bueno, dimeel nombre de uno de tus amigos. Resulta que esta personaprobablemente es más popular que tu, una tendencia quecientíficos podrían utilizar para predecir la propagación deenfermedades.

Pero la personas muy populares pagan un precio: secontagian de gripe primero, en promedio, dos semanas antes quela mayoría, informaron dos expertos en la revista PLoS ONE dela Biblioteca Pública de Ciencias.

"El estar en el centro de una red tiende a hacerte feliz,pero también te expone a enfermedades", dijo James Fowler de laUniversidad de California, San Diego, quien trabajó en elestudio, en una entrevista telefónica.

Fowler y Nicholas Christakis de la Universidad de Harvarden Massachusetts afirmaron que la llamada paradoja de laamistad podría ser importante para resolver cómo la influenzapandémica u otros virus contagiosos podrían comportarse.

"Esto permitiría una respuesta más temprana, más vigorosa ymás efectiva", sostuvo Christakis en un comunicado.

Así funciona la paradoja de la amistad: si a una persona sele pide que nombre a uno de sus amigos, estadísticamente esprobable que ese amigo sea más popular que el individuooriginal.

Esto se debe a que si se le pide a la gente que nombre a unamigo o dos, es más probable que ellos escojan a alguien quelos conecta con otros, declaró Fowler. Un ejemplo es unafiesta, donde la mayoría de los invitados nombrarían alanfitrión como un amigo, en lugar de a los tímidos que sequedan en los rincones.

Fowler y Christakis son expertos en redes sociales y hanutilizado su metodología para mostrar que la obesidad, elconsumo de tabaco y otros comportamientos están directamenterelacionados con los amigos de una persona, y los amigos de susamigos.

Los expertos se reunieron nuevamente para estudiar lapandemia de gripe humana H1N1 del 2009 entre 744 alumnos deHarvard. Sus hallazgos están publicados enhttp://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0012948.

"Nuestro método escoge a la gente al azar, luego lespedimos que nos nombren quiénes son sus amigos y posteriormenteestudiamos a esos amigos", dijo Fowler.

"Nosotros estudiamos la pandemia de H1N1 del otoño (boreal)pasado en un pequeño grupo de estudiantes. Este grupo deamigos, ellos contrajeron la influenza dos semanas antes queotros grupos", agregó.

A Fowler le gustaría trabajar con otros expertos en elseguimiento de la enfermedad, como Google Flu Trends, como unservicio gratuito de Google .

Google Flu Trends trabaja bajo la premisa de que elcomportamiento de búsqueda de las personas equivale a lacirculación de una enfermedad. Cuando una persona se enferma,ellos buscan términos como "fiebre" y al observar cuándo ydónde se vuelven más comunes estas búsquedas, funcionarios desalud deberían poder rastrear la tendencia de una enfermedad.

Aún no funciona a la perfección, pero Fowler cree quepodría existir una manera de conseguir que los "amigos"populares en los centros de las redes sociales se ofrezcanvoluntariamente para permitir que se observen sus búsquedas eninternet en esa base de datos.

"Esta es una manera en la que podríamos convertir a losamigos en una bola de cristal", dijo Fowler.