Público
Público

El porcentaje de personas necesitadas aumentará al menos un 20% en 2009 por la crisis

Un estudio sobre vulnerabilidad social revela que los ingresos del 30% de los encuestados no alcanzan los 500 euros mensuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cruz Roja Española prevé que este año se registre un incremento de al menos un 20% del número de personas necesitadas atendidas respecto al más de un millón de usuarios a los que atendieron en 2008, según señala en su primer Boletín sobre Vulnerabilidad Social, que se ha difundido desde la Organización.

El informe, que analiza el impacto de la crisis económica en las personas de las que se ocupa esta organización, subraya que hay un nuevo perfil de personas que nunca habían necesitado el apoyo de los servicios de intervención social pero que ahora se ven obligados a acudir a ellos en busca de ayuda.

En este boletín, realizado a partir de una encuesta entre más de 600 personas atendidas por la organización y que se actualizará a partir de ahora cada cuatro meses, se recuerda que la crisis socio-económica afecta especialmente a los más vulnerables, como inmigrantes, mujeres en situación de dificultad social o personas mayores.

Según los resultados del Boletín, un 29% de los encuestados tiene ingresos que no alcanzan los 500 euros al mes y un 20% no cuenta con ningún ingreso en absoluto: 'es decir, el 49% está en una situación de extrema pobreza', según recalca su comunicado.

Además, el 28% de los usuarios ha tenido problemas graves para mantener su vivienda, al no poder pagar el alquiler o los servicios de luz, gas o teléfono.

Las conclusiones revelan que uno de los problemas más graves al que se enfrentan los ciudadanos que están en una situación desfavorecida es el desempleo, ya que sólo un 20% de los encuestados que están en paro recibe la prestación económica correspondiente, lo que ha llevado a un aumento del 56% en las demandas de información y orientación laboral.

El boletín insiste también en que a las dificultades de tipo práctico se unen para los más vulnerables problemas de salud o emocionales, como estrés o ansiedad.