Público
Público

La portavoz del PP califica su trabajo como "ilusionante" y "divertido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como "ilusionante" y "divertido" califica Soraya Sáenz de Santamaría su trabajo como portavoz del Partido Popular en el Congreso, durante una entrevista publicada hoy en el "Magazine" del diario El Mundo.

Las declaraciones van acompañadas de una fotografía en blanco y negro a toda página de la portavoz en una pose sofisticada, similar a la que se publica en el diario anunciando la entrevista, durante la que la portavoz confiesa que no tiene ambición de poder, ni quiere ser presidenta de nada, ni siquiera de su comunidad de vecinos.

Saénz de Santamaría reconoce "alguna habilidad, mal que nos pese" a Alfredo Pérez Rubalcaba, destaca la buena oratoria de Rajoy y menciona como político atractivo a Alberto Nuñez Feijóo, que "tiene un puntito".

De la crítica que "desde el minuto cero" está instalada en su vida afirma que se va curtiendo, y recuerda que desde que conoció a Mariano Rajoy le engatusó y le rompió los esquemas de lo que ella pensaba era un político. "Me pareció una persona muy íntegra, reflexiva, muy práctica y con mucha seriedad".

La portavoz del PP cree que lo peor que le puede atacar a un político es la vanidad, y por ello quiere impregnar su trabajo en el Congreso de un cierto aire de normalidad.

Rechaza "la ambición sin límite", afirma que el político es un instrumento absolutamente prescindible y reconoce que no le ha encontrado ningún erotismo al poder, al contrario que al sentido del humor, que para ella refleja sobre todo la inteligencia, "que, al final, es lo único que tiene tirón".

Ese sentido del humor es uno de los aspectos que destaca de su marido, "que tiene una retranca bárbara", con el que se casó hace tres años en una boda por lo civil celebrada en Brasil junto a 32 personas. "Me hubiese dado mucho apuro una boda multitudinaria. Yo para esas cosas soy muy tímida".

"El día que no se nos cuente como número, ni en el Congreso ni en el Consejo de Ministros, será digno de normalidad", dice de las mujeres, tras afirmar que en la política hay mucho machismo y que a las mujeres en edad fértil se las mira "como sospechosas".