Público
Público

El portavoz parlamentario del PSOE pide que no se usen los documentos para juzgar a las instituciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, ha restado valor al contenido de los documentos secretos de EEUU filtrados por Wikileaks en cuanto que se tratan de "opiniones unilaterales" y ha advertido de que a las instituciones hay que juzgarlas "por lo que hacen, no por lo que dicen que dicen".

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso, Alonso no ha querido comentar el contenido concreto de los informes de la embajada estadounidense en Madrid que apuntan a que los EEUU habrían maniobrado ante la Audiencia Nacional para frenar las causas contra políticos y militares norteamericanos, como el "caso Couso".

Ha recordado que la Fiscalía ya ha dado sus explicaciones respecto a estos cables de carácter reservado, divulgados hoy por el diario "El País", pero en cualquier caso ha apuntado que a los responsables de las instituciones hay que juzgarlos "por lo que hacen, no por lo que algunos dicen que dijeron".

Los documentos filtrados son "de naturaleza privada y diplomática", ha señalado, y por ello tienen a su juicio que contrastarse con los hechos para "obtener la verdad".

Alonso ha remarcado que "los hechos han sido claros y concluyentes en el sentido de rechazar cualquier atisbo de ilegalidad", en referencia al papel que han podido desempeñar los cargos políticos o judiciales ante posibles presiones de los EEUU.

Respecto a lo que él le atañe, ya que el actual portavoz del PSOE en el Congreso fue ministro de Interior y después de Defensa, ha afirmado: "En los sitios donde yo estuve, siempre se respetó de modo estricto la legalidad vigente, por mi parte y de mis colaboradores, ésa fue nuestra bandera y marca".

Tampoco ha querido confirmar que hubiera intención por parte de España de congraciarse con los EEUU al abordar los procesos judiciales contra militares de ese país abiertos en España.

"No, en absoluto. El Gobierno en aquella época y esta siempre dijo que España es un país soberano, que toma sus decisiones autónomamente, como retirarse de Irak", ha afirmado.

Y aunque ha admitido que entre estados soberanos siempre hay "desacuerdos", ha explicado a renglón seguido que estas diferencias deben tratarse como tales y "tratar de convivir con los países con los que compartimos intereses y somos socios y aliados".

Por otra parte, al ministro de Fomento, José Blanco, también le han preguntado esta mañana los periodistas por las supuestas presiones de EEUU para atajar el proceso judicial del "caso Couso".

A la salida de una comisión parlamentaria, Blanco ha contestado al informador que le ha planteado el asunto con un "no sé de qué me está hablando" y ha referido que llevaba desde las nueve de la mañana dentro de la comisión y carecía de información al respecto.