Público
Público

El Portsmouth, sancionado sin fichar hasta que pague sus deudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Portsmouth, colista de la Premier, ha sido sancionado con no fichar nuevos jugadores hasta que su directiva solucione las deudas que tiene pendientes este club con otras entidades inglesas en concepto de traspasos.

La Premier League ha paralizado el intento del entrenador de esta plantilla, Paul Hart, de comprar este lunes los servicios del centrocampista Eugen Bopp.

Además, la Premier League no levantará la sanción hasta que el Portsmouth, último en la clasificación general del torneo, haya solucionado sus deudas pendientes.

Una fuente del entorno de este club que cita -aunque sin dar su nombre- la BBC ha señalado que el problema 'debería resolverse pronto'.

No obstante, el asunto suscitará nuevas preguntas sobre el estado de las finanzas de este equipo.

'No sé nada del mundo del deporte'

El magnate árabe Ali Al Faraj compró hace tres semanas un 90% de la participación de esta entidad, anteriormente propiedad de Sulaiman Al Fahim.

La pasada semana, el nuevo dueño del Pompey admitía en un periódico árabe que no era 'multimillonario', que no sabía nada del mundo del deporte y que quería vender el club tan pronto pudiera.

Por lo pronto, al Portsmouth le han salido algunos inversores potenciales como es el caso del israelí Levi Kushnir o de otro magnate, Balram Chainrai.

Con siete jugadores de baja para el partido disputado el sábado en la Premier ante el Stoke City, Hart quería haber concretado el fichaje de Bopp, al que ya había entrenado en el Nottingham Forest.

Sin embargo, la Premier League se negó a registrar a ese jugador debido a las deudas del Portsmouth.

El pasado septiembre el club incurrió en un retraso con los pagos de los salarios de sus jugadores y la entidad estuvo al borde de declararse en bancarrota en agosto.