Publicado: 04.08.2014 08:45 |Actualizado: 04.08.2014 08:45

Portugal rescata el Banco Espírito Santo con fondos de la troika

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Portugal sale al rescate del Banco Espirito Santo (BES). La principal entidad financiera lusa será objeto de un proceso de recapitalización que empleará, de momento, dinero restante del empleado en el rescate de Portugal por la troika (La Comisión Europea, el BCE y el FMI).

Así, el BES será dividido en un banco bueno y en un banco malo. El Novo Banco nace con un capital social de 4.900 millones de euros procedentes del Fondo de Resolución; según el Banco de Portugal, esta solución "no tendrá ningún coste para el erario público ni para los contribuyentes". Será una entidad saneada y que tendrá como único accionista el citado Fondo, un instrumento creado en 2012 en el marco de la Unión Bancaria europea y financiado por instituciones financieras y bancarias lusas. No obstante, el Fondo de Resolución no tiene aún recursos propios suficientes, por lo que el Estado luso tendrá que recurrir al programa de ayuda financiera de la troika que incluye una línea de 12.000 millones de euros destinados a la recapitalización de la banca, de la que todavía hay disponibles más de 6.000 millones de euros.

Por su parte, los actuales accionistas, entre ellos la familia Espírito Santo, se quedan con el banco malo, que seguirá llamándose BES y al que serían transferidos los activos tóxicos y los más problemáticos. Las acciones del BES dejarán de cotizar en bolsa, y los accionistas perderán lo invertido casi con toda probabilidad. Se evita así la nacionalización de la entidad y los contribuyentes lusos no tendrán, en principio, que hacerse cargo de esta crisis bancaria.

El economista Víctor Bento, hasta ahora consejero delegado del BES y designado para liderar el Novo Banco, aseguró que nace una nueva entidad "más fuerte", "segura" y alejada de incertidumbres."Para nuestros clientes y colaboradores solo ha cambiado una cosa: su banco está ahora más fuerte y seguro que antes", subraya Bento en una declaración escrita emitida después de que se divulgase el plan de recapitalización y reestructuración del BES.

Los 75.000 clientes del banco portugués Espirito Santo (BES) en España "tienen garantizados sus depósitos" después de que el Banco de Portugal haya aprobado la creación, con los activos de buena calidad del BES, de Novo Banco, ya que la división española "es una sucursal de este banco bueno". Según fuentes de la entidad, España es parte fundamental de Novo Banco, por lo que sus clientes "no deben temer por sus ahorros".