Público
Público

Portugal se resigna a su suerte y se lamenta por el cruce con grupo de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Afición y prensa lusa se mostraron resignados a su suerte -integra el grupo G junto a Brasil, Costa de Marfil y Corea del Norte- y se lamenta por cruce en octavos con el grupo H, formado por la favorita España, Chile, Honduras y Suiza.

"Jugar contra Brasil es siempre complicado. Nuestro grupo es, ciertamente, uno de los más difíciles de la competición. Felizmente no vamos a medirnos con ellos ya en el primer partido", aseveró el delantero internacional Hugo Almeida (Werder Bremen), cuyas palabras resumen el sentimiento del país.

Respeto a los pentacampeones del mundo, desconfianza ante una indómita Costa de Marfil y preocupación por la posibilidad de medirse a España en octavos -siempre que la selección de Vicente del Bosque acabe primera en su fase y Portugal segunda- son las sensaciones más debatidas entre la opinión pública.

"Más difícil era difícil", titula en su edición digital el prestigioso diario "Público", mientras el deportivo "A Bola" destaca las palabras del seleccionador Carlos Queiroz en las que sostiene que el grupo actual recuerda al Mundial de 1966, cuando Portugal quedó tercera de la mano del mítico Eusebio Da Silva Ferreira.

Los lusos ganaron en aquel campeonato a Brasil en la primera fase (3-1) -encuentro en el que la "pantera negra" Eusebio marcó dos tantos y Pelé salió lesionado- y lograron una épica remontada ante Corea del Norte en los cuartos de final tras levantar un 3-0 en contra.

En Sudáfrica, Portugal debutará el próximo 15 de junio en Port Elizabeth frente a la Costa de Marfil de Didier Drogba, encuentro que puede resultar decisivo para las cuentas de los hombres de Queiroz.

"Ahora necesitamos prepararnos bien (para la cita ante Costa de Marfil), tenemos buenas oportunidades de ganarlo", apeló después de conocer el sorteo Queiroz, cuya selección, no obstante, ha pasado muchos apuros para sellar su presencia en el campeonato del mundo -lo hizo en la repesca frente a Bosnia-.

Una de las insignias del equipo, el central del Chelsea Ricardo Carvalho, evocó precisamente la fase clasificación y consideró que el equipo tuvo "suerte", aunque matizó que "mereció pasar" por los últimos cuatro encuentros, saldados con victorias.

"Tenemos buenos jugadores y podemos ir lejos, pero tenemos que respetar a todos los adversarios", avisó un cauteloso Carvalho.

El 21 de junio la selección de Cristiano Ronaldo se medirá en Ciudad del Cabo a Corea del Norte, el partido más asequible a priori, y cerrará su participación del grupo ante Brasil, en Durban, el 25 del mismo mes, cuando los portugueses esperan estar clasificados.

El duelo ante la "seleçao canarinho" será "especial después del partido de entrenamiento que hicimos y que tiene algún mal recuerdo (Brasil ganó 6-2 a Portugal en noviembre de 2008)", apuntó el propio Queiroz.

"Todos los grupos son difíciles", asumió el Presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF), Gilberto Madaíl, quien restó favoritismo y apreció que nunca se sabe "lo que te puede ocurrir" en un Mundial.

Portugal, país donde el fútbol se vive con fervor, tendrá además en hándicap de responder a las expectativas creadas en los últimos campeonatos, después de su segundo puesto en el Euro 2004 o el cuarto lugar del Mundial del 2006.