Público
Público

"La Posesión de Emma Evans", una nueva mirada al fenómeno de los exorcismos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El joven director español Manuel Carballo ha querido ofrecer una mirada novedosa, "desde el realismo y el naturalismo", al fenómeno de los exorcismos en su segunda película, "La Posesión de Emma Evans", que se ha estrenado en el Festival de Sitges y que llegará a las pantallas en diciembre.

Durante una rueda de prensa, acompañado por algunos de los actores del reparto, Carballo ha explicado hoy que su trabajo, rodado en inglés, cuenta la historia de una adolescente problemática Emma, que un buen día se ve "sometida al acoso de las fuerzas demoníacas".

El realizador ha querido llegar al espectador a partir del "aroma del documental" porque así "se han potenciado los aspectos de horror de la película", que ha calificado de "terror", tanto por lo que en ella aparece de sobrenatural como también por lo que muestra sobre la madurez o lo incontrolable en la vida cotidiana.

Además de innovar a nivel formal, también cree Carballo que ha efectuado una nueva aproximación al género en el apartado argumental al colocar a un núcleo familiar de protagonista y ver a lo largo del metraje cómo "se iba desmoronando, sometido a presiones extremas".

Su intención era presentar, asimismo, la posesión de un ser por parte de otro como "una enfermedad", igual como lo puede ser el fanatismo.

La adolescente protagonista, la británica Sophie Vavasseur, ha dicho que en todo momento quiso parecer natural y nada "exagerada" en su actuación, que ineludiblemente remite a Linda Blair y a "El exorcista".

Stephen Billington (Resident Evil), que en la cinta es Christopher, el cura que debe llevar a cabo el exorcismo de Emma, ha comentado que para acabar de preparar su personaje, además de dos semanas de ensayos previos, leyó la Biblia y aprendió todo lo que pudo sobre los exorcismos.

En cuanto a los efectos especiales, ha querido resaltar que "muy pocos se realizaron en postproducción", lo que demuestra que fue durante el rodaje cuando se construyeron las acciones.

La película, cuyo guionista es David Muñoz ("El espíritu del diablo", de Guillermo del Toro), ya se ha vendido a una cuarentena de países, el último de ellos EEUU, según confirmó hoy la productora Sandra Fernández, de Filmax.

Por otra parte, durante el día también han sobrevolado Sitges las cuatro vampiras de "We are the night", un filme dirigido por el alemán Dennis Gansel, que después de "La ola" se olvida de sus alumnos de tejanos claros y camisas blancas y se adentra por la noche berlinesa de la mano de cuatro seductoras mujeres sedientas de sangre.

A ritmo vertiginoso, durante noventa minutos el espectador conoce las andanzas de una secta de vampiras seductoras, amantes del baile, de las copas de rojos líquidos y, sobre todo, del lujo.

El filme, que compite en la Sección Oficial Fantástico, se inicia con la entrada de la joven Lena (Karoline Herfurth), que al principio parece un clon de la Salander de Stieg Larsson, en el selecto club, en el que Louise (Nina Hoss) es la reina y principal ideóloga, en un momento en el que, según destaca, ya no quedan hombres vampiros.

Otra de las cintas que se han pasado hoy en el Festival es la británica "Monsters", dirigida por el debutante Gareth Edwards, un 'thriller' de ciencia-ficción, en la que una zona de México ha sido tomada por unos extraterrestres.