Público
Público

La posible quiebra de Dubai causa pérdidas del 3 por ciento en las bolsas europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La posible quiebra del emirato árabe de Dubai ha provocado hoy cuantiosas pérdidas a las bolsas europeas, alrededor del 3 por ciento, por el temor a que la banca europea resulte afectada por el hipotético impago.

En Europa, donde la banca podría tener, entre inversiones y créditos, cerca de 27.000 millones de euros comprometidos en proyectos en Dubai, destacó la caída de Londres, el 3,18 por ciento, Fráncfort perdió el 3,25 por ciento; París, el 3,41 por ciento y Madrid, el 2,58 por ciento.

Aunque fue el sector financiero el que arrastró a las bolsas, la mayoría de los bancos europeos consultados dijeron que su exposición a Dubai y a Dubai World es pequeña o no hicieron comentarios, y varias entidades españoles y fuentes financieras destacaron que la banca española prácticamente no ha invertido en ese país.

Los bancos que actuaron como gestores y colocadores en el último préstamo concedido en junio de 2008 a Dubai World, por 5.500 millones de dólares, fueron HSBC Holdings, RBS, Lloyds, ING Group y Calyon, Credit Agricole, así como Bank of Tokyo-Mitsubishi, Sumitomo Mitsui Banking, Emirates Bank y Mashreq Bank .

Entre las entidades europeas, destacó la caída del 8 por ciento de Barclays Bank y el 7,5 por ciento de Royal Bank of Scotland, en tanto que Deutsche Bank perdió el 6,4 por ciento; Société Générale, el 5,48 por ciento y BBVA y Banco Santander, algo más del 3 por ciento.

Las alarmas saltaron cuando se conoció que el Ministerio de Finanzas de Dubai solicitó ayer un aplazamiento hasta finales de mayo del pago de una emisión de deuda de 4.000 millones de euros de Dubai World y de su división inmobiliaria Nakheel, que debía ejecutarse a mediados de diciembre.

Además, la solicitud de la moratoria llegaba después de que Dubai asegurara que cumpliría todas las obligaciones derivadas de su deuda, 80.000 millones de dólares, pese a la recesión y a la crisis inmobiliaria y de que dijera que había obtenido 5.000 millones de dólares de dos bancos de Abu Dhabi.

Todo surgió por los problemas financieros de la inmobiliaria Nakheel, constructora de las Islas de las Palmeras, un complejo de hoteles y villas de lujo situadas en unas islas artificiales, ha tenido que despedir a miles de empleados por culpa de la crisis del sector inmobiliario y la sequía financiera.

El Gobierno de Dubai se ha visto obligado a renunciar a los planes que tenía de construir la torre más alta del mundo, así como más islas artificiales.

En esta jornada también se conoció que la agencia de calificación de riesgos Standard and Poor's ha colocado bajo vigilancia negativa a cuatro bancos emiratíes.

Así, ha otorgado a las entidades Emirates Bank International (EBI), National Bank of Dubai (NBD) y a Mashreqbank (Mashreq) una calificación crediticia, "con implicaciones negativas", de "A-" en el largo plazo. Fitch también rebajaba la calidad crediticia de varias compañías estatales.

Ante la magnitud del problema, el emirato árabe señalaba que ha iniciado la reforma del grupo inversor estatal, que administra al gestor portuario DP Worlld, la compañía P&O Ferries, con sede en el Reino Unido, y el grupo de inversiones Istithmar.

Sin embargo, indicaba que su operador portuario DP World, uno de los negocios más rentables del país y la cuarta empresa del mundo en este negocio, queda eximido de la reestructuración de la deuda anunciada para el conglomerado Dubai World.