Público
Público

La postura de los actores principales

EEUU, China, la UE, India y Brasil liderarán los doce días que dura la cumbre de Copenhague

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

EEUU
Obama, más promesa que realidad

Anuncia recortes tímidos mientras la ley 'verde' espera turno en el Senado

¿Cuál es la situación actual en el país?

EEUU firmó Kioto sabiendo que el Senado no lo ratificaría. En 1997 aprobó una ley según la cual EEUU no firmaría ningún protocolo que no incluyera a las naciones en desarrollo. El ex presidente George Bush pasó de un negacionismo soslayado a una tímida aceptación del calentamiento global. En 1990, la ONU calculó que EEUU era responsable del 36% de las emisiones. Se mantiene en el mismo nivel.

¿Qué dijeron en su día sobre el cambio climático y su postura en Copenhague?

Cuando inició su mandato, Obama dijo: 'Durante años, hemos retrasado las acciones en vez de tomarlas. Ideologías rígidas suplantaron ideas científicas. [...] Los días en que Washington arrastraba los pies han terminado'. La ley verde lleva meses atascada en el Senado.

¿Qué proponen ahora?

La ley que obligará a las empresas a limitar las emisiones, que el Senado debatirá en 2010, establece un sistema de cap and trade similar al de la UE, fijando límites máximos y de venta de derechos de emisión entre empresas. EEUU ofrece un recorte de emisiones del 17% por debajo del nivel de 2005 para 2020 (para Greenpeace es sólo un 4% porque no toma como referencia los niveles de 1990 fijados por Kioto), un 30% para 2025, 42% para 2030 y 83% para 2050. / ISABEL PIQUER


Reducir la dependencia del carbón y aumentar las renovables son los retos

¿Cuál es la situación actual en el país?

Las emisiones de China, el mayor emisor del mundo, han aumentado un 80% entre 2000 y 2006. Se prevé que se doblen para 2030 hasta sumar más de un tercio de las emisiones globales. El gran reto es reducir la dependencia del carbón, que hoy aporta un 70% de su energía. China ratificó el protocolo de Kioto como líder de los países en desarrollo, defendiendo que los más ricos asuman mayor responsabilidad. Pekín se comprometió a reducir un 20% su intensidad energética (emisiones por unidad de crecimiento del PIB) para 2010, con lo que recortará 1.500 millones de toneladas de CO2, cuatro veces más que la reducción de la UE-15 bajo el protocolo de Kioto.

¿Qué dijeron en su día sobre el cambio climático y su postura en Copenhague?

China alega que no puede aceptar cuotas que pongan en peligro el desarrollo económico. Pekín recuerda que sus emisiones anuales per cápita son de unas 4 toneladas, en comparación con las 21 de EEUU y las 10 de la UE o Japón.

¿Qué proponen ahora?

Pekín ha anunciado un recorte de intensidad energética entre el 40% y el 45% de los niveles de 2005 para 2020. Es improbable que acepte un acuerdo vinculante en Copenhague. Mantiene el objetivo de cubrir un 15% de su energía en 2020 con renovables.  / ANDREA RODÉS


Europa cumple con Kioto y es la gran esperanza de Copenhague

¿Cuál es la situación actual en el país?

La Unión Europea actúa como un bloque ante el cambio climático. En 1997, los 15 firmaron y ratificaron el protocolo de Kioto. En su último informe, la Comisión Europea asegura que, salvo Austria, todos los países van camino de cumplir sus compromisos en 2012.

¿Qué dijeron en su día sobre el cambio climático y su postura en Copenhague?

El presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, en su libro El planeta azul (no verde), criticó 'las conexiones históricas del ecologismo con ideologías totalitarias, sobre todo el fascismo'. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, asegura que 'no estamos para hacer el Quijote, cuando China o EEUU no cortan sus emisiones'. Pero la UE pactó sus grandes líneas hace un año y está en la avanzadilla de las negociaciones, junto a Japón o Noruega. Sólo la preocupación por la fuga de sectores como el del automóvil amagó con arruinar esta postura.

¿Qué proponen ahora?

La UE reducirá en un 20% sus emisiones para 2020. En caso de un acuerdo global ambicioso, llegaría hasta el 30%. La UE quiere financiar a los países en desarrollo con 100.000 millones, pero un bloque de países del este, liderados por Polonia, quieren ver qué criterio se pacta en Copenhague para dividir la factura entre los países ricos.  / DANIEL BASTEIRO


El subcontinente alega su baja emisión per cápita para limitar su oferta

¿Cuál es la situación actual en el país?

India ratificó el protocolo de Kioto, aunque como país en desarrollo no se vio obligado a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. La intensidad energética (emisiones por unidad de crecimiento del PIB) ha descendido un 17,6% entre 1990 y 2005. En 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero de India a la atmósfera aumentarían de su 4,5% actual al 5,3%.
 
¿Qué dijeron en su día sobre el cambio climático y su postura en Copenhague?

El ministro indio de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, siempre ha sido muy explícito en el sentido de que India no aceptará ningún límite vinculante a la emisión de gases de efecto invernadero en la cumbre de Copenhague. Ramesh siempre hace hincapié en que India es uno de los emisores más bajos de CO2 per cápita y que no tiene responsabilidad histórica sobre la situación actual.

¿Qué proponen ahora?

Ramesh ha reconocido en una comparecencia parlamentaria que el país asiático reducirá sus emisiones de CO2 por unidad de crecimiento de PIB entre un 20% y un 25% para 2020 respecto a los niveles de 2005. India será “flexible” en la mesa de negociaciones, pero no aceptará límites obligatorios.  / ELISA RECHE


Lula quiere que los países ricos paguen para proteger la selva, pero sin injerencias 

¿Cuál es la situación actual en el país?

Brasil es el cuarto país que emite más CO2, debido en un 60% a los incendios forestales, según Greenpeace. Entre 1990 y 2005, las emisiones aumentaron un 62%. El Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva argumenta que ese incremento fue muy inferior al de India y China. Brasil firmó el protocolo de Kioto y ha mantenido un discurso contundente.

¿Qué dijeron en su día sobre el cambio climático y su postura en Copenhague?

Lula culpa a los países ricos: “Los países en desarrollo son las víctimas del calentamiento, no pueden pagar la cuenta”. Apunta que es “gracioso” que los países desarrollados hagan exigencias a Brasil sobre la selva, una cuestión de nacionalismo para los brasileños. Lula recuerda que la Amazonia “hay que protegerla, pero también desarrollarla”.

¿Qué proponen ahora?

Brasil se ha comprometido a reducir la deforestación en un 80% en 2020 y a mitigar las emisiones a cambio de una compensación de los países ricos. Lula y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, han acordado llevar a Copenhague una propuesta para reducir sus emisiones entre un 36,1% y un 38,9% para 2020. A la propuesta se han sumado los demás países amazónicos: Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Guyana y Surinam. / NAZARET CASTRO