Público
Público

Las potencias mundiales ayudarán a Afganistán contra las drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las potencias mundiales pidieron el viernes un "apoyo internacional sostenido" para la lucha de Afganistán contra el terrorismo y el tráfico de drogas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y China se unieron a otros países de la región en anunciar el compromiso durante una conferencia en Moscú.

Los participantes dijeron que quieren "reforzar las instituciones afganas de seguridad para combatir con eficacia la plaga del terrorismo y la producción y tráfico de narcóticos".

En un comunicado aparte, la Organización para la Cooperación de Shanghái (SCO, por sus siglas en inglés), que reúne a estados centroasiáticos y está dominada por Rusia y China, se comprometieron a cooperar con organismos internacionales como la OTAN para cuestiones comunes sobre Afganistán.

"Ponemos el énfasis en la necesidad de fortalecer la cooperación internacional y regional para afrontar la amenaza de los narcóticos", dijo la SCO. "Pedimos frenar los intentos de extender la ideología terrorista".

La SCO y el Gobierno afgano han propuesto aumentar la formación de las agencias antidroga, luchar contra el blanqueo del dinero de narcotráfico, mejorar los controles fronterizos y llevar a cabo operaciones conjuntas.

Rusia es el mayor consumidor de heroína del mundo y se ha visto alarmada por el incremento en el tráfico del opiáceo a través de Asia Central y su territorio. Cada año llegan procedentes de Afganistán 12 toneladas de heroína pura, que suponen unos 3.000 millones de dosis individuales, según la agencia antidrogas rusa.

"GRAVE AMENAZA"

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, ofreció impulsar la cooperación con las potencias regionales y las fuerzas dirigidas por Estados Unidos en Afganistán, donde la violencia insurgente está en su nivel más elevado desde que el régimen talibán fuera expulsado en noviembre de 2001.

"El narcotráfico afgano se ha convertido en una amenaza grave para la seguridad de los países centroasiáticos y la Federación Rusa", dijo Lavrov. "Rusia está dispuesta para tomar pasos activos conjuntos dirigidos a la normalización de la situación en este país".

El enviado ruso en la OTAN, Dmitry Rogozin, dijo que Occidente debería hacer más para luchar contra el dinero del narcotráfico que financia a los talibanes y Al Qaeda.

Rusia ha dicho que no va a enviar tropas a Afganistán, pero que está dispuesta a tratar sobre rutas de suministro adicionales para las fuerzas occidentales, colaborar en el fortalecimiento del ejército afgano y dar información de sus servicios secretos.

Mohammad Mehdi Ajundzadeh, viceministro iraní de Asuntos Exteriores, dijo que su país también está dispuesto a cooperar en el tema del tráfico de drogas. "Necesitamos una solución en la que los países regionales desempeñen el papel principal en afrontar los problemas de Afganistán", declaró a Reuters.