Público
Público

El PP advierte a Batasuna de que no vale una condena electoral del terrorismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PP del País Vasco, Iñaki Oyarzábal, ha advertido hoy a la ilegalizada Batasuna de que no basta con una "condena electoral del terrorismo o un alto el fuego electoral" para volver a la vida política.

Oyarzábal ha comparecido ante los medios de comunicación en Vitoria para informar de que ayer solicitaron formalmente al PSE-EE la reunión de la comisión de seguimiento del pacto en Euskadi que, previsiblemente, se celebrará la próxima semana.

La solicitud de esta reunión fue anunciada la semana pasada después de que varios diarios informaran de una supuesta reunión entre dirigentes de la ilegalizada Batasuna y del PSE-EE, cita que fue desmentida por ambas partes.

El dirigente popular ha explicado hoy que ya dejan a un lado esta supuesta reunión para poner el foco en la necesidad de "mantener la unidad" y reclamar a lehendakari, Patxi López, que esté "más presente y lidere" el discurso socialista en materia de lucha contra ETA.

Ha explicado que el acuerdo entre socialistas y populares en el País Vasco está "debilitando enormemente a ETA y todo su entorno", por lo que ha hecho un "llamamiento a la prudencia y la responsabilidad" a los gobiernos español y vasco para que se termine con los "dobles lenguajes y las ambigüedades" que lo único que hacen es generar "expectativas" y "dar oxígeno" a ETA.

Ha augurado que en las próximas semanas la banda terrorista podría hacer públicos nuevos comunicados con el objetivo de "tratar de engañar a todo el mundo para colarse en las elecciones municipales" y ha insistido en que si se impide esta presencia se estará "mucho más cerca de terminar con el terrorismo".

Oyarzábal ha dicho que después de cuarenta años de asesinatos no se puede terminar con "un borrón y cuenta nueva", con una condena "electoral del terrorismo" o un "alto el fuego electoral", sino que la reflexión en el mundo de la izquierda abertzale tiene que ser "mucho más seria, con pasos que ni siquiera han anunciado que vayan a dar", como condenar su "proyecto" totalitario.