Público
Público

El PP amenaza con romper el Pacto Antitransfuguismo

La comisión de seguimiento alcanza acuerdos sobre seis casos de un total de 18

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP puso este jueves en cuestión el Pacto Antitransfuguismo firmado por todos los partidos políticos en 1998. Juan José Matarí, portavoz de los conservadores en la comisión de seguimiento del acuerdo, que se reunió en Madrid, aseguró que la actitud del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, 'pone en grave riesgo' la continuidad del pacto.

Matarí consideró que la de este jueves no fue 'la sesión más positiva para la vigencia del pacto antitransfuguismo, porque el PSOE se negó a admitir todos los casos que le afectan'. Culpó de ello al propio vicepresidente Chaves, al que, acusó de 'anteponer su condición de secretario general del PSOE andaluz a la de ministro de Política Territorial'. Matarí se refirió, en concreto, al caso de Ronda (Málaga), donde ocho ex concejales del Partido Andalucista, que gobernaba el municipio junto al PP, 'se pasaron al PSOE' para desbancar a los conservadores del poder.

El PP había solicitado que la comisión declarara tránsfugas tanto a los ediles del PA como a los socialistas, pero en la reunión no hubo acuerdo al respecto entre los partidos. En consecuencia, Matarí cree que, los socialistas, 'con su actitud, han asestado un golpe muy duro a la comisión'.

El organismo presidido por Chaves estudió 18 nuevos casos de presuntos tránsfugas denunciados en lo que va de año. Y tan sólo se alcanzaron acuerdos en torno a seis, cinco de ellos planteados por los socialistas y otro por Coalición Canaria. Se trata de Quismondo (Toledo), Constantí (Tarragona), Abegondo (A Coruña), Ituero de Azaba, Saucelle (ambos en Salamanca) y Antigua (Las Palmas).

A principios de semana, el PP anunció que pondría encima de la mesa el caso de la ex alcaldesa de Córdoba y actual consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar. Pero los conservadores plantearon el asunto en el apartado de ruegos y preguntas, y no fue tratado como un posible caso de transfuguismo como los demás.

Asimismo, tanto el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, como la de la propia IU partido del que formaba parte Aguilar consideraron que el de la ex edil cordobesa 'no es, de ninguna forma', un caso de transfuguismo. Matarí, anunció que volverán a plantear el tema en la próxima reunión.

Por su parte, Hernando anunció que durante la reunión se planteó crear la figura de rehabilitación de tránsfuga y propuso que, en un futuro, se analice el cumplimiento y la efectividad del Pacto, que, en su opinión 'podría funcionar mejor'. El representante de CiU, Jordi Janet, reconoció que todos hacen 'de guardametas de sus partidos', por lo que abogó por una 'reformulación del acuerdo'.

Eberhard Grösske, de IU, apuntó la que, a su juicio, es la clave del 'fracaso' del pacto. 'Cuando el tránsfuga se va de un partido está visto con reprobación, pero cuando el tránsfuga viene de otra parte se le trata con mucha benevolencia', denunció.