Público
Público

El PP amplía su ventaja a 6,3 puntos, la mayor desde que gobierna Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP ganaría las elecciones generales si se celebrasen hoy con un 41,2 por ciento del voto estimado y ampliaría su ventaja sobre el PSOE hasta los 6,3 puntos, la mayor diferencia desde que gobierna José Luis Rodríguez Zapatero, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El sondeo, efectuado entre el 15 y el 22 de julio, tras el plan de ajuste económico aprobado por el Gobierno y el "cara a cara" en el debate sobre el estado de la nación entre Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy, da un 34,9 por ciento de estimación de voto al PSOE, la expectativa electoral más baja de los socialistas desde octubre de 2003.

Además, este porcentaje es el más reducido que obtiene un partido en el gobierno al menos en los últimos quince años.

La encuesta refleja que los ciudadanos suspenden a todos los líderes políticos y que ninguno llega al 4 sobre 10 de nota.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, se mantiene como el político mejor valorado, con una calificación de 3,72, dos centésimas menos que en la última encuesta, por delante de la dirigente de UPyD, Rosa Díez, con un 3,69.

Zapatero baja hasta el tercer puesto con una calificación de 3,48, frente al 3,71 anterior, aunque su valoración sigue siendo superior a la del presidente del PP, Mariano Rajoy, puntuado con un 3,14.

Además de Rajoy, que mejora dos centésimas su nota de abril, también sube la apreciación ciudadana por la diputada de NaBai, Uxue Barkos (3,01); la del líder de ERC, Joan Puigcercós (2,78), y la del presidente del PNV, Íñigo Urkullu (2,73).

Respecto a la estimación de voto, el PP es el que más repunta sobre el barómetro anterior, con 1,7 puntos más, y consigue distanciarse de los socialistas ayudado también por la notable bajada del PSOE de 3,1 puntos.

IU, por su parte, también ve disminuidas sus expectativas electorales en cuatro décimas y se coloca en un 5,4 por ciento de voto estimado, seguido de CiU, que supera en cinco décimas la estimación del barómetro de abril para situarse en un 4,1 por ciento.

La quinta fuerza política continúa siendo UPyD, que mejora cinco décimas y obtendría el 3,8 por ciento; ERC, mientras tanto, lograría el 1,4 por ciento de las papeletas, y el PNV, el 1,3 por ciento.

BNG y CC, entre tanto, sacarían el 1,1 y el 0,4 por ciento de los votos, respectivamente.

Sobre el voto directo -sin tabular por los técnicos del CIS-, se invierte el resultado del sondeo anterior y en este caso da como partido ganador al PP, con el 24,8 por ciento, justo cuatro puntos más que el PSOE, que se queda con el 20,8 por ciento.

Como es habitual en estas encuestas, el CIS también ha preguntado por la confianza que despiertan Zapatero y Rajoy a los ciudadanos y ambos empeoran el porcentaje obtenido en abril.

Zapatero despierta "poca" o "ninguna" confianza en el 78,9 por ciento de los sondeados, casi cuatro puntos más que hace tres meses, en tanto que Rajoy suscita la misma opinión al 84,6 por ciento, 2,6 puntos más que en la última encuesta.

La gestión del Gobierno es calificada de "mala" o "muy mala" por el 55,5 por ciento de los ciudadanos y es "buena" o "muy buena" sólo por el 7,8 por ciento.

Tampoco sale bien parada la oposición del PP, pues un 60,9 por ciento de los encuestados opina que su actuación es mala" o "muy mala" y únicamente la ven como "buena" o "muy buena" el 8,3 por ciento.

Una vez más, el responsable del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el ministro mejor valorado por la ciudadanía, con una nota de 4,47, en un contexto en el que ninguno de los miembros del Gobierno consigue el aprobado.

Hasta nueve ministros superan en calificación al jefe del Ejecutivo, entre los que destacan, además de Rubalcaba, la titular de Defensa, Carme Chacón (4,23); el responsable de Educación, Ángel Gabilondo (4,0), y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega (3,97).

Todos ellos empeoran la puntuación que habían obtenido hace tres meses, salvo la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que aunque se mantiene como la peor valorada, con un 2,98, ve mejorada ligeramente la apreciación de los ciudadanos.

Preguntados por su percepción de la situación económica, los ciudadanos se muestran ligeramente más optimistas y suben del 16 al 22 por ciento los que confían en que mejorará dentro de un año, aunque sigue siendo mayoritario (74,4 por ciento) el porcentaje de quienes creen que la coyuntura actual es "mala" o "muy mala".

El paro vuelve a encabezar la lista de preocupaciones para el 78 por ciento de los encuestados, por delante de los problemas de índole económica, citados por el 51,3 por ciento, y la clase política, cuya imagen sigue deteriorándose y ya inquieta al 21,7 por ciento de los españoles.