Público
Público

El PP apoya a Camps y contraataca con el CNI

Rajoy sigue "confiando en la inocencia" del presidente de la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP sólo ve la paja en el ojo ajeno. Los conservadores piden que rueden cabezas en el Gobierno, exigen explicaciones a diestro y siniestro y hasta instan a la Fiscalía General del Estado (FGE) a que actúe contra el ya ex director del CNI, Alberto Saiz. Pero en sus filas, las dimisiones se han convertido en un tema tabú. Más aún si se trata del presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

Ayer, la cúpula del PP vivió un nuevo sobresalto. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia anunció su intención de sentar en el banquillo a su compañero de filas por un posible delito de cohecho. Rajoy jamás pensó que la situación llegara tan lejos. Pero, a pesar de todo, anunció por boca de su mano derecha, María Dolores de Cospedal, que el partido seguía 'apoyando' y 'confiando en su inocencia'. Lo hará hasta el final y pase lo que pase.

La secretaria general del PP reconoció que su formación no le iba a exigir ninguna responsabilidad. Además, y tal y como hizo a la hora de hablar sobre el tesorero Luis Bárcenas, Cospedal volvió a apelar 'a la presunción de inocencia'. Los planes del PP se veían trastocados. Siempre han rezado para que se archiven ambas causas.

Cospedal hizo lo posible por dirigir el objetivo hacia otro lado. Y, por eso, retó a la Fiscalía a demostrar su 'imparcialidad' tomando 'cartas en el asunto' e iniciando 'una investigación' sobre Saiz.

De lo que la número dos del PP no quería oír hablar era de cualquier tipo de paralelismo entre Saiz y los casos que les afectan. El ex jefe del espionaje español, contra el que no existe ningún proceso judicial abierto, dejó su cargo para no perjudicar al Gobierno. Bárcenas y Camps, imputados en el caso Gürtel, se mantienen enrocados en sus puestos.

Para Cospedal son situaciones 'completamente distintas', porque lo que ocurre en el PP está relacionado 'con una persona en concreto' (refiriéndose a Francisco Correa, el cerebro de la trama de corrupción) y no se manejan 'fondos públicos para uso personal'. Cospedal incidió en que queda 'descartado' que sea 'financiación irregular del PP, porque no ha aparecido en ninguna fase del proceso'.

A continuación, se concentró en dar con una salida. Cospedal insistió en que lo que se había conocido era un auto que señalaba que se habían terminado las diligencias previas. 'Auto que es recurrible, que cita a las partes y que permite volver a solicitar el sobreseimiento de la causa', resaltó. Eran las palabras que Camps le había trasladado a Rajoy minutos antes por teléfono.

La Generalitat lanzó una nota explicando que esos eran precisamente los pasos que iba a dar la defensa. Y resaltaba, a modo de consuelo, que desde el primer auto de inhibición del juez Garzón al actual se habían 'descartado ya el 90% de las acusaciones'. Siguen confiando en que se demuestre que las acusaciones vertidas son 'falsas e infundadas'.

En el comunicado también piden que no se adelanten acontecimientos. En el PP valenciano no se imaginan a Camps expuesto ante un jurado popular. Ayer, Cospedal recordaba que no había precedentes de este tipo y no quiso entrar a valorar si le podía o no favorecer teniendo en cuenta que la Comunidad Valenciana es un importante granero de votos para el PP.

Mientras tanto la preocupación interna aumenta. Son muchos los dirigentes que creen que Rajoy se ha metido en un lío del que le va a ser difícil 'desenredarse' y que Camps se ha equivocado 'por completo' en su estrategia. La mayoría considera que este procedimiento está durando demasiado y temen que a la vuelta de las vacaciones siga dañando la imagen de su partido.