Público
Público

El PP aprueba hoy su nuevo Código de Buenas Prácticas contra la corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Popular celebrará hoy su último Comité Ejecutivo Nacional del año con la intención de aprobar un nuevo Código de Buenas Prácticas para reforzar los controles internos contra cualquier práctica corrupta.

Fuentes del PP han señalado a Efe que esta iniciativa de los populares para atajar posibles conductas de corrupción verá por fin la luz hoy, tras dos meses de redacción a cargo de la responsable de Organización del partido, Ana Mato.

Fue una de las medidas que el presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció en octubre después de decidirse la suspensión cautelar de militancia del ex secretario general del partido en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa.

El mandatario castellonense fue uno de los cargos de la organización presuntamente relacionado con la ramificación valenciana de la trama Gürtel, y a raíz de un informe policial que apuntaba a una posible financiación ilegal de la formación, en el que figuraba su nombre, la plana mayor del PP decidió que habría de abandonar el puesto.

Tras la controversia con el presidente valenciano, Francisco Camps, el líder nacional del PP consiguió que Costa fuera destituido.

Posteriormente se le suspendió de militancia por su "actitud" -ésta fue la razón que esgrimió Génova- y llamado por el órgano disciplinario de los populares para sopesar si se le aparta definitivamente, algo que todavía no ha decidido.

Con el fin de evitar comportamientos similares, Rajoy y su equipo de dirección adoptaron dos determinaciones: un Pacto contra la corrupción que intentaría pactar con los demás partidos y un Código de Buenas Prácticas, éste sólo para el ámbito interno.

El primero han empezado a estudiarlo PSOE y PP, en tanto que el segundo, a priori previsto para el mes pasado, será aprobado hoy por el Comité Ejecutivo Nacional.

Rajoy aprovechará el cónclave con su dirección y con los presidentes del partido en las comunidades autónomas para hacer balance de lo que para muchos dirigentes ha sido un año intenso.

Recordará los logros, sobre todo el triunfo en las elecciones gallegas y en las europeas, así como el resultado en las del País Vasco, y apelará a la fortaleza del partido tras un año difícil debido a algunas batallas internas y, sobre todo, a las consecuencias del caso Gürtel.

También es posible que hable de las encuestas sobre intención de voto, la mayoría, de momento, con resultados favorables.