Público
Público

El PP asume el poder en dos tercios de las capitales de provincia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP ha asumido hoy el poder en dos tercios de las capitales de provincia -34- una vez constituidos sus ayuntamientos, dejando al PSOE solo con nueve tras perder las alcaldías de feudos como San Sebastián, donde toma el relevo por primera vez la izquierda abertzale de la mano de Bildu.

La constitución de la mayoría de los 8.116 consistorios durante la jornada de hoy ha discurrido con normalidad, aunque en algunas ciudades se han hecho notar los simpatizantes del movimiento del 15-M, que han abucheado a los políticos y han hecho que la policía actuara en Madrid, Valencia, Palma y Burgos.

En las capitales de provincia apenas ha habido sorpresas en la elección de sus regidores y el PP ha consolidado el poder en la mayoría de ellas, sumando a las 33 previstas -incluida Sevilla, que se constituye esta tarde- la de Oviedo, a pesar de no haber alcanzado un pacto con el FAC de Francisco Álvarez-Cascos.

La investidura de los nuevos alcaldes ha hecho relegar a la oposición a otros ya históricos, como el socialista y todavía presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, en Getafe (Madrid), quien llevaba desde 1983 al frente del consistorio. En Valencia, por el contrario, Rita Barberá continuará como alcaldesa en su sexto mandato.

Entre los nuevos regidores, se ha colado por primera vez uno de UPyD, en la localidad de Hernansancho (Ávila), mientras que Orihuela y Villena (Alicante) serán las principales ciudades gobernadas por los ecologistas.

El PP ha hecho extender el color azul con mayoría absoluta en todas las capitales de Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, Extramadura, Murcia, Cantabria, Asturias, Baleares y La Rioja, mientras que en otros territorios, como Castilla y León y Aragón, también ha acaparado las alcaldías.

También ha amarrado Vitoria, con el líder del PP, Mariano Rajoy, de testigo, donde los socialistas han facilitado su investidura.

Como estaba previsto, el PSOE se ha hecho con nueve consistorios de capitales -Zaragoza, Cuenca, Toledo, Soria, Segovia, Tarragona, Lleida, Luego y Ourense-, si bien en seis de ellos con apoyo de otros grupos.

El reparto de las alcaldías más importantes incluye al PNV (Bilbao), BNG (Pontevedra), Coalición Canaria (Santa Cruz de Tenerife) y Bildu (San Sebastián).

Además de Sevilla, esta tarde se conocerá el alcalde de Pamplona, donde Na-Bai ha emplazado al PSN a formalizar un acuerdo para evitar que la alcaldía sea para UPN.

Queda pendiente hasta el 1 de julio la constitución de los ayuntamientos de Barcelona y Girona -con mayoría de CiU-, a la espera de que se resuelvan los recursos presentados, como también ocurre en Santiago de Compostela y en la Asamblea de Melilla.

El alcalde que más focos ha atraído ha sido Juan Karlos Izagirre, de Bildu, al que le han valido los votos de sus ediles para tomar el bastón de mando en San Sebastián, puesto que PNV descartó finalmente un pacto con PP y PSE para evitar que la coalición de la izquierda abertzale saliese victoriosa.

Izagirre, médico de profesión sin experiencia política, ha accedido al puesto entre gritos de "independencia" de la militancia abertzale y deseando que desaparezca "toda expresión de violencia", pero sin pedir la disolución de ETA, como le han exhortado populares y socialistas.

La irrupción de Bildu el 22-M tras contar con el aval del Tribunal Constitución le ha convertido en la formación con más poder municipal en el País Vasco, al controlar cerca de un centenar de consistorios.

La polémica ha surgido tras perder el PSE las alcaldías de Trapagaran (Vizcaya) y Lasarte (Guipúzcoa), donde fueron los más votados, por culpa de un aparente pacto entre Bildu y PNV.

En el primero de estos pueblos, Bildu ha apoyado al PNV, y en el segundo ha sido al revés.

El voto en blanco de los peneuvistas también ha hecho perder al PSE algunos de sus feudos, como Andoain y Errentería.

El portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, ha acusado a Bildu y PNV de haber llegado a un pacto "vergonzoso e irresponsable".

La 'venganza' del PSE será no respaldar al PNV en la Diputación de Guipúzcoa dentro de unas semanas, lo que dejará el poder de este territorio en manos de Bildu como fuerza más votada.

En Elorrio, el PNV ha quitado la alcaldía a Bildu gracias al voto del único concejal del PP, entre gritos y situaciones de tensión.

La otra controversia política la ha generado la 'pinza' entre PP e IU, que ha impedido al PSOE hacerse con algunos municipios, infringiendo la orden del coordinador general de IU, Cayo Lara, de que su formación no avalaría gobiernos de la derecha por acción u omisión.

Así ha ocurrido en localidades como Almonte (Huelva), Illescas (Toledo) y Hellín (Albacete), donde los ediles de IU han aupado al PP al poder al fracasar un pacto con los socialistas.

El presidente del Congreso, José Bono, ha censurado el comportamiento de IU, a la que ha augurado que quedará reducida "a lo más sectario del Partido Comunista", y ha puesto en tela de juicio la autoridad de Lara.

En 6.536 de los 8.116 municipios no ha habido discusión a la hora de elegir alcalde, ya que una fuerza política -generalmente el PP- ha logrado la mayoría absoluta.

Los más madrugadores a la hora de poner en marcha los nuevos equipos consistoriales han sido las localidades de Sober (Lugo) y Puebla del Maestre (Badajoz), donde lo hicieron pocos minutos después de la medianoche.