Público
Público

El PP se compromete con el PSE a no presentar una moción de censura durante la legislatura

El preacuerdo incluye un pacto con el Gobierno central para completar el Estatuto en las materias pendientes de transferir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) ya tiene el apoyo del PP para la investidura de Patxi López como lehendakari y para constituir un nuevo Gobierno vasco con 'estabilidad'. La dirección de los conservadores en Euskadi dio este lunes por la tarde el visto bueno al documento que sustentará al primer ejecutivo no nacionalista en las últimas tres décadas. El texto incluye en su punto tercero el 'compromiso de impulso y mejora de nuestro autogobierno al servicio de la ciudadanía'.

El pacto, sintetizado en once folios y titulado Bases para el cambio democrático al servicio de la sociedad vasca, es el resultado de las negociaciones de las últimas semanas. Los socialistas vascos gobernarán Euskadi en minoría, pero mantendrán una 'relación preferente' con el PP vasco 'a lo largo de la legislatura'. A cambio, salvo incumplimiento de este acuerdo, la formación liderada por Antonio Basagoiti se compromete a no apoyar ni presentar ninguna moción de censura.

El siguiente episodio de esta entente entre ambas formaciones se visualizará este martes mismo, cuando el PP anunciará el nombre de la persona que presidirá el Parlamento vasco. Mañana se producirá finalmente la firma definitiva del acuerdo, justo dos días antes del pleno para la constitución del nuevo Parlamento vasco.

El acuerdo refleja, en general, las banderas que han agitado el PSE y el PP en política antiterrorista, el Estatuto de Gernika, Educación, política lingüística o la línea editorial de los medios de comunicación públicos ante la violencia. 'Es necesario un nuevo Gobierno que deje atrás las políticas de confrontación... que trabaje por construir el futuro desde el respeto a la legalidad y a las reglas de juego que nos hemos dado entre todos', justifican.

Una de esas reglas escritas en el pacto es el 'reconocimiento en el marco de la Constitución de la plena vigencia del Estatuto de Gernika como marco que constituye Euskadi'. Así, uno de los seis grandes compromisos asumidos por el PSE y el PP en su acuerdo es, precisamente, buscar acuerdos con el Gobierno central para completar el desarrollo estatutario 'en las materias con medios pendientes de transferencia'. El documento, sin embargo, no recoge alusión alguna a la propuesta de reforma del Estatuto que realizó Patxi López antes de las elecciones.

Ahora el objetivo es acelerar lo más posible la investidura de Patxi López como lehendakari. Si bien en un principio el mes pensado para ello era mayo, ambas formaciones intentarán forzar la máquina parlamentaria para que la elección se pueda producir en abril.

El PSE y el PP pretenden evitar así que el Gobierno de Ibarretxe pueda adoptar medidas contrarias a la línea que pretenden imprimir a Euskadi en los próximos cuatro años. Como muestra de ello, el acuerdo incluye la decisión anunciada de retirar las ayudas a las familias de los presos de ETA. También prevé anular artículos en vigor en materia de Educación y política lingüística. Para el cumplimiento del pacto, socialistas y conservadores formarán una comisión de seguimiento. Nada más aprobar este acuerdo por parte de la Junta Regional del PP vasco, su secretario general, Iñaki Oyarzábal, aseguró que están 'profundamente satisfechos'. 'Hemos afrontado este proceso con altura de miras, tratando de arrimar el hombro, poniendo el acento en las cosas que nos unen y no tanto en las que nos separan. Hemos hecho un esfuerzo por el entendimiento y creemos que ha dado sus frutos en un gran acuerdo', sentenció.