Público
Público

El PP confía en recuperar la Diputación de Álava en otoño

Alega que es clave para que Patxi López no cuente con "tres territorios en contra"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una vez que el PP de Euskadi admite que su apoyo a PatxiLópez en la investidura 'no tiene marcha atrás', la principal incógnita es saber qué van a recibir los conservadores a cambio de garantizar la estabilidad del Gobierno socialista. En el PP no tienen dudas: la estabilidad pasa por 'dar visibilidad a sus 13 escaños'. Una 'visibilidad' que se concreta en que el PP pase a gobernar la Diputación de Álava, ahora en manos del PNV. Con 15 junteros, el PP fue la primera fuerza política en las elecciones forales de 2007. Le siguieron PNV y PSE, ambos con 14. Conservadores y socialistas tienen juntos mayoría absoluta.

En el PP, volcado ahora en las negociaciones con el PSE para convertir a Patxi López en el próximo lehendakari, esperan poder empezar a hablar sobre la Diputación de Álava pasado el 3 de abril, fecha prevista para la constitución del Parlamento vasco.

Confiados en que puede haber acuerdo con el PSE sobre Álava, en el PP estiman que su deseo pueda ser realidad en los próximos seis u ocho meses, concretamente a partir de septiembre. Para ello, haría falta defender una moción de censura que derribase a Xabier Agirre (PNV) como diputado general de Álava. 'Nos consta que esto irrita mucho a los nacionalistas. Están nerviosos', apuntan desde el PP de Euskadi.

En el entorno de Antonio Basagoiti recuerdan que 'pese a que la Diputación de Álava no está en el documento político' que trasladaron el lunes a los socialistas, 'es fundamental para que el cambio llegue también a este territorio histórico'.

En el PP vasco añaden, además, otro matiz: 'También Álava es clave para que el nuevo Gobierno vasco no se encuentre con tres diputaciones en contra y le sea muy difícil llevar adelante todos los asuntos económicos'. El PP no lo ha plasmado por escrito porque no quiere que bajo ningún concepto se mezcle esta demanda con lo que los conservadores creen que deben ser los ejes del nuevo Gobierno en Euskadi. Es su forma de demostrar que el partido 'está por el cambio en el País Vasco antes que por los sillones'.

Alfonso Alonso, portavoz adjunto del PP en el Congreso, dejó ayer clara la tesis del partido respecto a la Diputación de Álava. Mantuvo que pese a que en la actualidad el tema no está sobre la mesa de negociaciones, 'no tiene sentido' que este territorio 'se castigue con el cambio'.

Lo mismo opinan en el PP sobre el Ayuntamiento de Getxo, por lo que no descartan que la Alcaldía, también gracias a una moción de censura, llegue a sus manos. En las elecciones de mayo de 2007 PP y PNV empataron a 10 concejales, pero los nacionalistas se hicieron con el puesto al ser la lista más votada, mientras que los socialistas votaron en blanco. El equipo de Basagoiti no parece dispuesto a perdonar que los de Patxi López hayan dado recientemente su apoyo al PNV para sacar adelante los Presupuestos de este ayuntamiento vizcaíno.

Por otra parte, el documento que el Partido Popular hizollegar el lunes al PSE vía correo electrónico, además de contemplar la necesidad de acuerdo en materia de lucha antiterrorista, educación, infraestructuras, economía, función pública y medios de comunicación públicos recoge varias peticiones en el ámbito sanitario.

Se trata de llegar a un compromiso para la construcción de un hospital en la margen derecha de Bilbao y un tercer centro sanitario en Vitoria.