Público
Público

El PP denuncia los "engaños" de Rubalcaba

Los conservadores se abstienen en la votación del objetivo de estabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las comunidades gobernadas por el PP once desde el pasado 22-M salieron de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera disgustadas. Los consejeros de Economía de Castilla y León y Madrid, Pilar del Olmo y Percival Manglano, se encargaron de trasladar la postura de su formación.

Manglano denunció la 'importante asfixia' económica que están sufriendo las autonomías conservadoras porque no les transfieren fondos, y lamentó que los cerca de 8.000 millones de euros de los que había hablado el exvicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, como 'dinero extra' no lo fueran realmente. 'Estaban previstos para la financiación autonómica de 2012. Y con ello ha quedado al descubierto que se trataba de uno de los engaños del candidato socialista', censuró.

Preguntada al respecto por este asunto, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, explicó que Rubalcaba había dicho en todo momento que las comunidades se iban a encontrar con 7.912 millones netos al año próximo, y que viendo las deficiencias de la sanidad les había aconsejado 'que en el ejercicio legítimo de sus competencias' dedicaran el dinero a ella. 'Lo que dice Rubalcaba nos parece correcto y respetuoso', zanjó.

El vicepresidente Manuel Chaves aseguró que había habido 'un consenso muy notable'. 'La sangre no ha llegado al río', comentó. Pero el PP no parecía haber estado en el mismo sitio. Del Olmo subrayó que sus autonomías estaban dispuestas a cumplir el déficit, pero que el Gobierno no se lo facilitaba.

Por eso, la derecha se abstuvo en la votación del objetivo de estabilidad. Por varias razones. Primero por la 'incoherencia' y la 'falta de transparencia' del Ejecutivo. '¿Cómo se puede exigir sin conocer cuáles son los ingresos para 2012? No tenemos noción de lo que se nos va a dar', denunció. Segundo, porque veía 'incomprensibles' las previsiones de crecimiento en un 2,4%. Y tercero, porque se le había pedido al Gobierno que les diera los fondos de convergencia o competitividad y se los habían negado.

La derecha también se quejó de que no fuera tomada en consideración su propuesta de un aplazamiento a diez años de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009. 'Tampoco se ha accedido', dijo Del Olmo, visiblemente contrariada. A cambio, se les ofreció que el ICO financiara parte de la deuda. Pero no les pareció suficiente porque suponía sólo 'la mitad' de lo que cada comunidad tiene que devolver al Estado.

El PP se quejó, además, de que no se cediera a avalar las emisiones de deuda autonómica. En esa votación, igualmente se abstuvieron. Y al abordar la regla de gasto, tampoco se mostraron conformes. Del Olmo anunció que todos se habían comprometido a presentar en seis meses una regla de gasto en sus parlamentos regionales.