Público
Público

El PP dice al juez que debe ser parte en el caso Bárcenas porque le perjudica

El partido niega "rotundamente" su participación en "hecho delictivo alguno bajo cualquier título" y pide ser acusación popular para averiguar  toda la verdad sobre la falsedad y manipulación de los

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP ha replicado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que debe ser acusación en la pieza del caso Gürtel sobre los papeles de Bárcenas porque es parte 'claramente perjudicada' por ellos, al tiempo que niega 'rotundamente' su participación en 'hecho delictivo alguno bajo cualquier título'.

El partido ha presentado un recurso ante el propio juez, que tendrá que resolver la sala en apelación de lo penal de la Audiencia en el caso de que Ruz lo rechace, contra la decisión de este último de negar al PP ser acusación popular en la pieza de Gürtel sobre la supuesta contabilidad B de la formación.

En el recurso, el PP califica de 'escritos apócrifos' y 'pseudodocumentos' los papeles publicados por El País y atribuidos a su extesorero Luis Bárcenas que mostrarían una contabilidad paralela en el partido e insiste en que son 'radicalmente falsos'. Defiende que el PP persigue, como acusación popular, 'coadyuvar a la averiguación de toda la verdad sobre la falsedad y manipulación de los mal denominados 'Papeles de Bárcenas' ' y que su personación pone de manifiesto 'la incondicional, plena y absoluta disposición' de la formación política a colaborar con la justicia.

En este sentido, apunta que el PP pretende esclarecer si hubo algún hecho delictivo que, 'en detrimento del interés general, hubiera llevado al lucro personal e ilícito de cualquiera de las personas que forman o han formado parte del Partido Popular'. '¿Dónde está la presunción de inocencia?', pregunta el PP al juez en el escrito, y acto seguido 'niega rotundamente' haber participado 'directa o indirectamente en hecho delictivo alguno bajo cualquier título'.

El abogado del partido, Alexis Godoy, recuerda que el PP está personado en la pieza principal del caso Gürtel como parte perjudicada, así como también en las doce piezas separadas de la causa, sin que se le haya expulsado de ninguna de ellas.Considera por ello que resulta 'inaudito e irrazonable' que las partes personadas en Gürtel tengan ahora que volver a personarse en esta pieza , ya que ello no ha ocurrido con otras de las partes en las que se ha dividido el caso.

 El juez Ruz decidió expulsar al PP de la pieza sobre las cuentas del PP porque consideró que el partido podría ser declarado responsable civil en el caso de que se pruebe que manejaba una contabilidad paralela, pero su abogado insiste en que tiene condición de parte perjudicada 'por los eventuales delitos en que pudieran haber incurrido alguno de sus empleados'.

Otra de las razones por las que se considera perjudicado, según el recurso, es que la publicación de los manuscritos, que tilda de 'falsos de toda falsedad', ha supuesto 'un ataque frontal contra el Partido Popular, vulnerando gravemente su honor e imagen', le ha causado un 'perjuicio irreparable' y ha creado una 'extravagante situación' a la que se tiene que enfrentar. El escrito niega además que el partido haya podido incurrir en algún delito fiscal de los que le responsabiliza la Fiscalía, ya que explica que la Ley de Financiación de los Partidos Políticos les exime del impuesto de sociedades.

El PP también implica en su escrito al PSOE en la apertura de la pieza, recordando que el partido está personado en el caso como acusación popular (en concreto los socialistas valencianos), y destaca que 'la utilización política y mediática del llamado 'caso Bárcenas' por la formación política es pública y notoria'. Al respecto, indica que la apertura de la pieza por parte de Ruz 'procede de una información periodística traída a la causa por la representación oficiosa del PSOE, encabezada por Ángel Luna', en referencia al diputado del PSPV-PSOE en Les Corts Valencianes.

El partido critica asimismo al diario El País por haber publicado los manuscritos y califica su actuación como 'negligente' y que tenía el único fin de 'menospreciar el buen crédito, imagen y honor' del PP y sus dirigentes, alejados -apunta- del ideario político del periódico, que ha declinado hacer comentarios al respecto. El PP considera la publicación de los llamados 'papeles de Bárcenas' como una 'lamentable estrategia para un medio de comunicación que pretende, sin conseguirlo, ser líder en el mercado de la información objetiva e integral', y opina que se hizo 'siguiendo los dictados' del PSOE.