Público
Público

El PP dice que las aprobación de los Presupuestos significará volver a "la España de los parados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 27 sep (EFECOM).- El portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, dijo hoy que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estados para 2009, presentados ayer por el Gobierno, "significará volver a la España de los parados", una España que, según aseguró, será "más injusta e insolidaria".

En rueda de prensa, Montoro lamentó que, según adelantó ayer el ministro de Economía, Pedro Solbes, España volverá a destruir empleo en 2009, algo que "no pasaba desde hace 14 años".

Montoro señaló que estos Presupuestos Generales evidencian el fin de "la tendencia de creación de empleo en España", ya que recogen un incremento del gasto para las prestaciones por desempleo en 2009 de 2.000 millones de euros -500 millones más que lo previsto hace dos meses-.

El portavoz económico del PP destacó el hecho de que el gasto del desempleo, que aumenta hasta los 19.000 millones, se haya convertido junto al de las infraestructuras (22.000 millones) en una de las principales prioridades del Gobierno socialista, lo que a su juicio indica que "el Gobierno se ha entregado a la España de los parados".

En este sentido, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que "reconocer que la prioridad social van a ser las prestaciones por desempleo es reconocer un fracaso y una falta de políticas de empleo".

Sáenz de Santamaría afirmó que los Presupuestos que pretende aprobar el Gobierno van a "agravarán" la crisis, en lugar de "atajarla" y repercutirán en la financiación de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, lo que, de acuerdo con sus cálculos, afectará a los "derechos sociales más esenciales", como la sanidad o la educación.

Tras recordar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que la prestación por desempleo "no es un regalo del Ejecutivo, sino un derecho de los trabajadores", calificó los presupuestos del Gobierno como "los presupuestos de la resignación", pues, según señaló, "se pueden resumir en dos palabras: paro y déficit".