Público
Público

El PP dice que no sabe nada de las cuentas de su extesorero en Suiza

Carlos Floriano adopta la estrategia del avestruz y desvincula al partido de la fortuna escondida por Luis Bárcenas en el país helvético: "Vamos a esperar a que se diriman las responsabilidades penales". De Guindos tam

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Visiblemente incómodo y con ganas de pasar el mal trago cuanto antes, Carlos Floriano, vicesecretario de organización del PP, tuvo que responder a las preguntas de los periodistas sobre las cuentas en Suiza de Luis Bárcenas, extesorero del partido implicado en la trama Gürtel y al que los dirigentes conservadores defendieron durante seis meses. Lo de reponder es un eufemismo: Floriano no se salió del guión previsto: en el PP no saben nada de esas cuentas y nada más pueden decir.

'No tenemos más información de la que ha aparecido en los medios, por lo tanto no podemos decirles nada', afirmó Floriano. El 'número 3' del PP adoptó la estrategia del avestruz y dijo que había que esperar a lo que digan los tribunales: 'Vamos a esperar a que se diriman las responsabilidades penales. Serán ellos los que determinarán la la responsabilidad de las personas que estén implicadas. Si hay responsabilidad, tendrán que asumirlas; si no las hay, pues la historia se va a acabar ahí'.

Floriano compareció en rueda de prensa en la sede del PP en la calle Génova de Madrid junto al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. Pero no lo hicieron para explicar el caso de Bárcenas, sino para hablar de economía con los diputados y senadores del PP. Era una reunión ya prevista, pero a Floriano le pilló el toro y no le quedó más remedio que dar la cara.  

Guindos también escurrió el bulto: evitó valorar la información sobre Bárcenas y se limitó a decir que para el Gobierno la lucha contra el fraude es vital. 

Además de las escuetas declaraciones de Floriano y De Guindos, otras fuentes del  PP tampoco han querido hacer comentarios sobre esta información relativa al caso Gürtel, informa Efe. Los conservadores han recaído, así, de nuevo, en una contradicción, ya que el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pidió explicaciones sobre esta misma cuestión cuando la polémica afectaba a otra persona de otro partido.

Así  fue en noviembre de 2012, cuando el líder de Ciu y presidente de la Generalitat, Artur Mas, y su antecesor Jordi Pujol se vieron implicados en el caso Palau. Mas acusó al Gobierno de 'fabricar teóricas pruebas' sobre sus cuentas en Suiza para influir en las elecciones catalanas y pidió a Mariano Rajoy que demostrara que no era así. El Gobierno, en boca de Montoro, respondió así: 'Quienes tienen que comparecer son los que tienen cuentas en Suiza no declaradas'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.