Público
Público

El PP dice que el veto del Gobierno a las enmiendas del IVA es antidemocrático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, calificó hoy de "antidemocrático, arbitrario y caprichoso" el veto del Gobierno a las enmiendas sobre el IVA de las cuentas de 2010 en la comisión de Presupuestos, lo que muestra un Ejecutivo "frágil y que está contra las cuerdas".

En declaraciones en el Congreso, Montoro afirmó que si en el Parlamento no se puede debatir y votar la subida de impuestos, habría que revisar su función y su contenido.

A su juicio, ese veto, que está admitido en el reglamento, sólo debería realizarse con carácter excepcional y nunca para sustraer el debate en el Parlamento, "porque si no habrá que cerrarlo".

Montoro destacó que durante el mandato del PP nunca se utilizó el veto y añadió que el Ejecutivo ha recurrido a él porque sabe que puede perder la votación, lo que "no puede ser más lamentable".

Asimismo, el secretario general del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, indicó que el veto a las enmiendas sobre el IVA es un ejemplo más de la falta de respeto del Gobierno al Parlamento, que en los últimos meses ha presentado trece vetos a trece proposiciones de ley del PP.

Además, recordó que la semana pasada la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se negó a contestar una pregunta del PP en la sesión de control sobre el caso "Faisán".

Ayllón destacó que el Gobierno está acorralado por su falta de capacidad para llegar a acuerdos con otros grupos.

Asimismo, aseguró que el PP presentará una queja por el veto sobre el IVA del Gobierno ante la mesa del Congreso y que se reserva incluso la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Constitucional, porque no se puede evitar que se escuche la voz de los más de diez millones de votantes del PP y la de los otros grupos en el Parlamento.

En su opinión, el Gobierno pisotea el único refugio que les quedaba a los españoles para evitar que el IVA sea mucho más caro y se convierte en el "más poco" respetuoso con el Parlamento.