Publicado: 13.11.2014 14:45 |Actualizado: 13.11.2014 14:45

El PP se enroca y aprueba sus Presupuestos con una sola enmienda "retocada" del PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los debates parlamentarios sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 presentado por el Gobierno en el Congreso de los Diputados se han revelado totalmente estériles. A primera hora de la tarde la Cámara baja, valiéndose de la mayoría absoluta que tiene el grupo parlamentario popular ha aprobado el texto de los PGE sin admitir ningún de las 4.068 enmiendas que plantearon los diversos grupos de la oposición.

La única variación introducida con respecto al texto remitido por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha consistido en la inclusión de las 98 enmiendas presentadas por el propio Grupo Popular, cosa que se hizo en el trámite previo de la ponencia, y la admisión" de una enmienda presentada por el grupo vasco del PNV que, sin embargo, fue "corregida" (transaccionada, en el argot parlamentario) por el propio grupo del Gobierno en la sesión plenaria del miércoles.

Ni en la ponencia ni en las sesiones de la comisión de Presupuestos el PP transigió: no fue considerada ninguna de las 4.068 enmiendas, una cifra similar a la de las enmiendas presentadas a los proyectos de PGE del Gobierno de Rajoy de los tres años anteriores. Y en los debates del pleno la tónica ha sido la misma que en comisión, salvo la "anécdota" de la enmienda con transacción del PNV, según definición de un diputado de este grupo parlamentario.

La verdadera anécdota en el debate de los PGE en el pleno de la Cámara baja se produjo el miércoles cuando los diputados del PP votaron a favor de un paquete de cinco enmiendas del Grupo Socialista al equivocarse el diputado que "marca" el sentido de cada votación (el dedo índice, afirmativo; los dedos índice y medio, negativo, y los dedos pulgar, índice y medio, abstención). Obviamente, salvo excepciones, el conjunto de los diputados desconocen el contenido de las enmiendas sometidas a cada votación, un ritual que se repite una 400 veces en las tres votaciones que se celebran en las tres sesiones.

Este "error" será corregido en la tramitación de los PGE en el Senado; nada más llegar el PP presentará una enmienda por cada una de las enmiendas aprobadas a los socialistas para devolver el texto a su redacción original. Resuelto el problema. Otra cosa bien distinta es si el PP admitirá alguna de las enmiendas de la oposición que en la Cámara alta suelen ser del orden de 2.000.

El pasado año el Gobierno de Rajoy y el grupo parlamentario popular hicieron más "concesiones" a la oposición: en la Cámara baja aceptaron en el trámite de comisión "hasta" dos enmiendas y en el debate en el pleno otras dos más; y en el Senado llegaron "hasta" 17, si bien todas ellas modificadas por el propio grupo popular: es decir, cuatro completas y 17 retocadas de un total de más de 6.000 enmiendas entre ambas cámaras. Este año las "concesiones" del PP son menos: en el Congreso de los Diputados apenas llevan admitida una enmienda retocada, más las cinco equivocaciones, de un total de más de 4.000. Queda por ver si la "marca" del pasado año se superará en la Cámara alta.